Virus informáticos: la nueva arma del espionaje

James Bond es ahora un hacker pegado a un teclado.

Es el nuevo concepto de guerra del espionaje que ya predijera en 2010 Richard Clarke, el entonces asesor de seguridad en el Gobierno de George Bush. Para Clarke, tras un ataque informático a gran escala, “la sociedad se deteriorará rápidamente a medida que escasee la comida y se acabe el dinero, pero lo peor de todo es que, tras toda esa catástrofe, la identidad del atacante seguirá siendo un misterio”. Y es que, según explicó, una ciberguerra a escala planetaria apenas llegaría a los 15 minutos de duración, provocando, eso sí y como bien señala el catedrático de Periodismo en la Universidad Carlos III, Carlos Elías, el colapso de la civilización.

“Caerán los correos electrónicos, explotarán refinerías, colapsarán sistemas de control aéreo, descarrilarán trenes, se mezclarán datos financieros, fallará la red eléctrica, se descontrolará la órbita de los satélites. Una amenaza que solo puede ser contrarrestada con una tecnología superior”, añade Clarke. Es decir, una nueva escalada bélica al modo de la Guerra Fría.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar