Los amores más locos de la historia

El mal del amor también se ha ensañado con los famosos y poderosos. El periodista Miguel Mañueco nos cuenta cómo fueron algunos de los romances más excéntricos.

Elizabeth Taylor y Richard Burton, intensos, ebrios y glamurosos, protagonizaron uno de ellos. Rodeado de rendidas admiradoras, Richard recitaba a Shakespeare con su exquisito acento británico en una fiesta en Bel Air cuando, al otro lado de la piscina, vio a Liz impresionantemente bella, que lo miró con curiosidad y luego lo ignoró.

Era 1953, y el actor galés de veintiocho años acababa de llegar a Hollywood. Casados ambos por entonces, habrían de pasar nueve años para que el fuego de su sentimiento y temperamento prendiese mientras rodaban una película que preconizaba la idiosincrasia de su amor: Cleopatra. Dicen que ella quedó de verdad prendada cuando le ayudó a él a sostener el vaso que se le caía de las manos de tan borracho que estaba.

Ahí comenzó esa atracción-protección que ascendió a todos los cielos del glamur. Un escenario de luces y excesos que su relación pareció siempre precisar y que se vería proyectado en casi todas las películas que hicieron juntos. Rodeados de un séquito de sirvientes, joyas carísimas, sonadas parties, mansiones de extravagante lujo y alcohol a mansalva, vivieron su romance entre ardiente sexo, amor desorbitado y tremendas trifulcas; ajenos a los escandalizados titulares de la prensa, los reproches del Congreso norteamericano, las acusaciones del Vaticano y el morboso interés de fans de todo el mundo...

 

Puedes leer íntegramente el artículo Amores Locos, Locos, Locos , escrito por Miguel Mañueco, en el número 418 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones. 

Etiquetas: amorpersonajes famosossexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar