Los altos ganan más dinero

Muchos científicos sostienen que las personas más altas son también más seductoras, sanas y dominantes.

Los altos ganan más dinero

Numerosos estudios publicados a lo largo del último siglo sugieren que, en general, las personas más altas tienen mayores ingresos, una mejor educación y tienden a vivir más. En esencia, esas investigaciones aducen que existe una relación entre una mayor estatura y el acceso a una buena alimentación e higiene, lo que, a su vez, reduce la posibilidad de desarrollar ciertas enfermedades respiratorias y cardiacas y favorece la longevidad.

Y según otros trabajos científicos, los altos tienden a ser más dominantes y optimistas. Por ejemplo, los que miden más de 1,70 m, ven la política de otro modo. Eso es al menos lo que se desprende de un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, que muestra que cuanta más estatura tiene un individuo, mayor resulta la probabilidad de que esté adscrito a una ideología de derechas. Los investigadores han llegado incluso a ponerle cifras a este fenómeno: por cada 2,5 centímetros de altura extra, la tendencia a votar a partidos conservadores aumenta un 0,5 %.

Por otra parte, si en la adolescencia le sacabas una cabeza a tus compañeros de clase, es probable que al crecer inviertas en acciones, tal y como acaban de anunciar unos investigadores de la Universidad Cornell, en el estado de Nueva York. Estros expertos aseguran que estas personas suelen ser más optimistas y poseen una mejor opinión de sí mismas, y que cuando alcanzan la etapa adulta están dispuestas a asumir más riesgos. Por el contrario, las que eran más bajitas y rechonchas cuando dejaron atrás su niñez son más reacias a hacerlo.


Además, si tu estatura está por encima de la media, es menos probable que acabes siendo diabético o sufras un ataque cardiaco, según apuntan distintos estudios. Los investigadores lo atribuyen a que las personas más altas tienen más niveles de la proteína IGF, una molécula que aumenta la sensibilidad a la insulina y activa el metabolismo de las grasas. El inconveniente es que, al mismo tiempo, parece favorecer el crecimiento celular, lo que también incrementa el riesgo de sufrir cáncer, sobre todo de próstata, mama y colon.

Más información en el reportaje 10 cosas que no sabías de los altos, escrito por Elena Sanz. Puedes leerlo en el número 432 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

CONTINÚA LEYENDO