Lobo+coyote+perro=coywolf

La mezcla accidental de estas tres especies ha dado lugar en Norteamérica a un peculiar híbrido que sorprende por su inteligencia.

 

Con el hombre siempre llega el perro, y este se convirtió en la tercera pata del ménage à trois de cánidos. Del intercambio sexual de estos mamíferos surgió un animal que, contra lo que suele pasar en tales mestizajes, es vigoroso y un superviviente nato: se calcula que hay millones de ejemplares en el este de Norteamérica, donde lo llaman coywolf  o “coyote del este”.

 

Javier Monzón, biólogo de la Universidad de Pepperdine, en California, ha estudiado el material genético de 437 ejemplares y ha determinado que los genes dominantes son los del coyote. Un 10 % del ADN es perruno y un 25 % de lobo. Resultado: un depredador y carroñero eficaz, muy astuto y capaz de prosperar en entornos urbanos, ya que la presencia humana no lo asusta lo suficiente para hacerle huir. El coywolf es tan inteligente como para mirar a los dos lados de la carretera antes de cruzar, mezcla las técnicas de caza de lobos y coyotes y tiene un tamaño respetable (pesa unos 25 kilos).

 

Lo que hace tan interesante a este mestizo es que los científicos lo están viendo evolucionar ante sus propios ojos, una oportunidad que rara vez se da en la naturaleza.

 

Imagen: Los “coyotes del este” se mueven bien en la nieve. Este fue fotografiado en un bosque de Virginia Occidental. Crédito: Forest Wander / CC

 

Más información sobre el tema en la sección 'Prisma'. Puedes leerlo en el número 416 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: animalescuriosidadesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar