Las 5 cosas que debes saber antes de comprarte un coche eléctrico

Moverse con uno de estos vehículos ha dejado de ser un sueño. ¿Qué hay que tener en cuenta para elegir uno?

También te puede interesar: La gran batalla contra la contaminación del aire

1. ¿Cuánto cuesta? Es la principal pregunta que se hace cualquier comprador interesado en estos automóviles. Aunque depende mucho del modelo, la marca y el tipo de vehículo eléctrico, de media podríamos hablar de precios entre un 30 % y un 40 % superiores a los de los convencionales, sobre todo por el todavía alto coste de la batería.

2. ¿Qué autonomía ofrece? Muchos conductores tienen miedo de quedarse sin batería en mitad de la carretera y por eso prefieren vehículos híbridos enchufables o de autonomía extendida –apoyados en motores térmicos– en lugar de vehículos cien por cien eléctricos. Hoy, el eléctrico puro permite una autonomía de entre 130 y 300 kilómetros.

3. ¿Cuánto tardo en cargar la batería? Recargar una batería por completo puede llevar entre siete y once horas. En los puntos de recarga rápida, los tiempos se reducen a unos minutos, aunque la batería no se recarga del todo.

4. ¿Cuándo debo cambiarla? Junto al tiempo de carga, otra duda frecuente que se formulan los consumidores se refiere a cuándo reemplazar la batería. Según los expertos, puede aguantar entre 100.000 y 200.000 km. Después habría que sustituirla por otra.

5. ¿Dónde puedo recargarlo? Esta es una de las principales asignaturas pendientes en España. Lo ideal sería contar con un punto de recarga fijo en el domicilio y luego poder acceder a una amplia red de puntos de recarga semirrápida (en centros comerciales o aparcamientos) o rápida (en la vía pública). De momento existen unos dos mil puntos públicos y de empresas privadas repartidos por nuestro país.

Los tres tipos de vehículos eléctricos 

Híbrido enchufable: Combina la propulsión eléctrica –a partir de la energía obtenida de la red– con la propulsión térmica convencional –cuando la batería eléctrica se ha descargado–. La autonomía eléctrica es mayor que en los híbridos convencionales (no enchufables), lo que disminuye su nivel global de emisiones. Ofrece entre 15 km y 50 km de autonomía en modo eléctrico.

Eléctrico de autonomía prolongada: El vehículo eléctrico enchufable incorpora un pequeño motor de combustión que acciona un generador para recargar la batería. La propulsión es exclusivamente eléctrica, pero la recarga del motor eléctrico se realiza gracias al sistema auxiliar de combustión del que dispone. Esto permite extender la autonomía eléctrica, que es de unos 80 kilómetros.

100 % eléctrico: El vehículo cien por cien eléctrico está propulsado únicamente por un motor eléctrico alimentado por baterías que se recargan a través de una toma de corriente conectada a la red eléctrica. Su autonomía está limitada por la capacidad de esas baterías. La tecnología actual permite recorrer un rango de entre 130 y 300 kilómetros sin recargar.

Si quieres saber más sobre la implantación del coche eléctrico en España, lee el reportaje Una corriente imparable, escrito por Laura Chaparro para el número 438 de Muy Interesante, ya en tu kiosco.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: coches eléctricoscontaminacióntecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar