La melatonina tiene la clave del jet lag

La melatonina es un suplemento clave de la medicina preventiva: combate el jet lag, barre el cuerpo de radicales libres y previene el envejecimiento.

También te puede interesar: La melatonina aumenta la producción de grasa buena y ayuda a adelgazar

En aquellos años, se comenzó a desvelar la faceta más conocida de la melatonina: primero se descubrió que estaba relacionada con los ritmos circadianos, concretamente con los que rigen el sueño y la vigilia. Pero sucesivas investigaciones en animales mostraron su implicación en el resto de ciclos –endocrinos, metabólicos–. Ahora bien, ¿cómo podía regular tantas funciones al mismo tiempo? "Se descubrió que en una región del hipotálamo llamada núcleos supraquiasmáticos hay unas células que constituyen nuestro reloj biológico central. Son unas 20.000 neuronas, que tienen unos genes que expresan, de manera rítmica, unas proteínas", apunta Acuña.

Cada noche, este reloj da una campanada: es una señal enviada a la glándula pineal para que produzca melatonina, y este aviso sirve, además, como orden para que en el cuerpo se acompasen el resto de nuestros ritmos orgánicos. ¿Qué tiene esto que ver con el día y la noche? Hay que explicar que esta hormona es un sincronizador interno de las funciones biológicas. Pero existe otro externo, el fotoperiodo, que tiene que ver con los cambios de luz y oscuridad. Y ambos actúan de forma conjunta. Así, la información visual que recibimos del exterior también interviene en la actividad del reloj biológico, haciendo que cada veinticuatro horas se produzca un pico de melatonina que baña a través del sistema circulatorio el cuerpo entero.

Esta rutina se rompe, por ejemplo, cuando hacemos un viaje transoceánico y atravesamos diferentes husos horarios, pues ocurre un desajuste entre lo que marca el cronómetro interno y lo que los sentidos perciben. De forma natural, este desfase tarda de tres a cinco días en solucionarse, aunque puede acelerarse con suplementos de melatonina. Todos estos hallazgos culminaron a mediados de los ochenta con la posibilidad real de aplicar el conocimiento acumulado sobre los ciclos circadianos a la práctica médica y con la aparición de nuevas disciplinas científicas, como la cronobiología, la cronofarmacología y la cronoterapia.

Más información en el reportaje Melatonina de altos vuelos. Qué dice la ciencia de la "hormona fantástica", escrito por María Corisco. Puedes leerlo en el número 7 de Muy Saludable.

Etiquetas: medicinareloj biológicoreloj circadianosaludsueño

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar