La arqueología del hielo

El calentamiento global está sacando a la luz todo tipo de herramientas y restos humanos atrapados bajo el hielo. Algunos han permanecido ocultos miles de años.

La arqueología del hielo

En las últimas décadas, la constante disminución que han venido experimentando las superficies heladas ha expuesto todo tipo de restos del pasado. A menudo, estos se encuentran en un magnífico estado de conservación, mucho mejor que el que presentan los que aparecen en el mar o bajo tierra. Tanto es así que algunos de ellos han aportado información clave sobre periodos o sucesos que han traído de cabeza a arqueólogos e historiadores durante mucho tiempo.

En 1991, dos alpinistas se toparon con los restos del Hombre de Hielo –con 5.300 años, Ötzi, como fue bautizado, es la momia humana conocida más antigua del mundo–, en la frontera entre Austria e Italia. Era tal su estado de preservación que los dos alemanes que dieron con él estaban convencidos de que se trataba de un montañero fallecido poco antes. No es el único cuerpo humano que se ha recuperado entre los glaciares fundidos. En los Alpes suizos han aparecido los cadáveres de una mujer y un hombre del siglo XVI. No muy lejos de ellos se encontraron los de varios soldados que combatieron en la Primera Guerra Mundial, y al otro lado del Atlántico, en la Columbia Británica (Canadá), ha salido a la luz otro hombre que vivió hace dos siglos.

Además, los hielos en retirada están sacando a la luz numerosos objetos. La mayoría son herramientas de caza. En Noruega, el norte de América y Siberia han aparecido puntas de flecha, distintos propulsores de proyectiles y varias trampas. En los Alpes también se han dado hallazgos de este tipo. No obstante, esta zona ha proporcionado, además, objetos de lo más diverso, como zapatos y calzas, antiguos imperdibles con los que ajustarse la ropa, multitud de monedas que se remontan a los tiempos de los romanos y todo tipo de materiales fabricados en los años de la Primera Guerra Mundial.

Puedes leer íntegramente el artículo "La primera gran masacre", escrito por José Ángel Martos, en el número 427 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Imagen: STMA / EURAC / Samadelli / Staschitz

CONTINÚA LEYENDO