El síndrome del 'burnout', mucho más frecuente en médicos

El riesgo de sufrir desgaste profesional es un 10% mayor entre los profesionales de la Medicina.

El síndrome del burnout en los profesionales de la medicina

Uno de los problemas que afrontan los médicos en el ejercicio de su profesión es el síndrome de desgaste profesional –burnout, en inglés–. Se trata de un estado mental y físico caracterizado por la sensación de que no se puede más. Causado por un estrés prolongado en el tiempo, es una señal de saturación y agotamiento emocional, aderezado además por la imposibilidad de atender las demandas constantes.

 

Si ese estrés se hace crónico, pasan a sufrir además pérdida de interés y motivación, unidas a una sensación de vacío o sinsentido. Dicho desánimo favorece el absentismo y reduce la productividad y efectividad. También dejan de preocuparse por sus familias y su vida personal se ve minada. Además, creen que nada de lo que hacen es apreciado o considerado por los demás. “Fue descrito por [Herbert] Freudenberger en 1947 y se considera típico de los individuos que han de permanecer en contacto directo y estresante con otras personas a causa de su trabajo”, señala el psiquiatra Luis de Rivera en su libro El maltrato psicológico.

Después de meses o años de dedicación intensa, aparece el cuadro clínico, “como resultado de una interacción negativa entre el trabajador, el entorno laboral, el equipo o staff, la estructura organizativa y la labor en sí misma”, añade. Además, es un síndrome que, “con frecuencia, tiene graves complicaciones psicosomáticas y psiquiátricas”, apostilla De Rivera.

Por otra parte, un estudio sobre el desgaste que sufren los profesionales sanitarios, publicado por Archives of Internal Medicine (JAMA) y dirigido por el doctor Tait D. Shanafelt, de la Clínica Mayo, en Minnesota (EE. UU.), reveló que el 45,8 % de los 7.288 entrevistados habían vivido, al menos, uno de los síntomas severos indicativos de burnout.

Si comparamos estos datos con trabajadores de la población en general, los médicos tienen un 8,6 % más de riesgo de acabar exhaustos emocionalmente y un 10 % más de sufrir desgaste y decaimiento. Asimismo, sus probabilidades de sentirse insatisfechos con la conciliación entre su vida personal y laboral son un 17 % mayores que las de la media de la población.

Tengamos en cuenta que los controladores aéreos, los pilotos de guerra y algunas especialidades médicas de alto riesgo son las profesiones consideradas tradicionalmente con un mayor nivel de estrés, debido al alto grado de responsabilidad que conllevan.

Puedes leer el reportaje íntegro 'Los médicos no son robots. La difícil y delicada relación con los pacientes', escrito por Pablo Herrero, en el número 12 de la revista Muy Interesante Estar Bien.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

CONTINÚA LEYENDO