El caso de la arqueóloga decapitada

La arqueóloga alemana Gudrun Corvinus, descubridora de antiquísimas herramientas líticas en África, fue misteriosamente asesinada en la India.

El caso de la arqueologa decapitada

No mucha gente interesada en el mundo de la paleoantropología y la evolución del género humano y nuestros ancestros saben que la científica y aventurera alemana Gudrun Corvinus formó parte del equipo original de investigación que descubrió a la famosa Lucy en Hadar (Etiopía). Recordamos que Lucy es como llamamos al conjunto de fragmentos óseos pertenecientes al esqueleto de un homínido de la especie Australopithecus afarensis, de 3,2 a 3,5 millones de años de antigüedad, descubierto por el estadounidense Donald Johanson el 24 de noviembre de 1974 a 159 km de Adís Abeba, capital de Etiopía. Pues bien, allí estuvo nuestra protagonista. Nacida en Polonia en 1932, Gudrun Corvinus se educó sobre todo en Alemania. Completó sus estudios superiores en la Universidad de Bonn y posteriormente se incorporó a la Universidad de Tubinga. Se especializó en geología, paleontología de vertebrados y arqueología del Paleolítico. A pesar de que su tesis doctoral versó sobre los ammonites del Jurásico en Francia, pronto se dedicó a estudiar diversos aspectos sobre la paleontología de vertebrados y la geología y la arqueología en unos cuantos países de África, así como en la India, Nepal y Tibet.

También te puede interesar:

En 1971, Maurice Taieb, principal geólogo de la Expedición Internacional para la Investigación de Afar (Etiopía), la invitó a participar en las campañas científicas en esa región etíope, llamada en ocasiones "la Cuna de la Humanidad" por la cantidad de restos encontrados. Corvinus llegó al campamento base de Hadar, junto al río Awash, en octubre de 1973 y empezó a investigar los grandes depósitos fluviales del lugar. Allí descubrió las primeras herramientas líticas en las márgenes de los ríos Sidi Hakoma y Kada Hadar, tributarios del Awash. Sus excavaciones a pequeña escala permitieron recuperar bifaces y lascas en parajes creados por paleocanales fluviales. Esos primeros útiles se clasificaron como de factura achelense del Pleistoceno medio (780.000-128.000 años). En 1974 extendió sus pesquisas al río Kada Gona, donde encontró el primer yacimiento con herramientas muy antiguas, que fue denominado Afaredo I. Corvinus no llegó a excavarlo a fondo por la inestable situación política que agitaba a Etiopía y por desavenencias con colegas como Donald Johanson.

Entonces dejó su trabajo en Hadar y emprendió nuevos proyectos en yacimientos de la India y Nepal. Casada con un científico indio, fue una viajera incansable que disfrutaba del contacto con distintas gentes y culturas. El 7 de enero de 2006, con 74 años, fue hallada apuñalada y decapitada en su casa de Pune (Maharashtra). Su cabeza apareció en el lecho de un río cercano. Fakir Mohammed Shaikh, agente inmobiliario de veintisiete años, fue declarado culpable de asesinato, robo y destrucción de pruebas, y condenado a cadena perpetua.

Más información en el Dossier Las primeras herramientas. El amanecer de la tecnología, escrito por Mario García Bartual. Puedes leerlo en el número 441 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

CONTINÚA LEYENDO