Alimentos para combatir el calor

Cuando el sol aprieta, una alimentación adecuada y una buena hidratación son claves para ayudar al cuerpo a mantenerse en condiciones.

 Cuando el sol aprieta, una alimentación adecuada y una buena hidratación son claves para ayudar al cuerpo a mantenerse en condiciones, sobre todo en el caso de niños, ancianos y enfermos, que son más vulnerables cuando los mecanismos de termorregulación están alterados.

 

Algunas comidas, como las siguientes, ayudan a refrescarse.

 

 

Especias y pimientos picantes


Tienen la virtud estos ingredientes vegetales de aumentar el calor interno del organismo y provocar la secreción abundante de sudor. Al contrario de lo que se suele pensar, lo más frío no siempre es lo mejor.

 

Cuando se toman helados o bebidas con hielo, la temperatura corporal baja rápidamente, pero el organismo enseguida contrarresta este efecto aumentándola de nuevo, de manera que la sensación de frescor dura muy poco. Por el contrario, las comidas picantes suben los grados del cuerpo hasta igualarlos con los del ambiente. Así, se estimula la circulación sanguínea y se produce más sudor, cuya evaporación sobre la piel nos ayuda a refrigerarnos.

 

Moras y frambuesas


Los frutos rojos y las bayas son ricos en antocianinas, unos pigmentos solubles que les dan sus característicos tonos púrpuras y encarnados.

 

Esos compuestos tienen un importante efecto antiinflamatorio y disminuyen la presión arterial y facilitan la vasodilatación, con lo que ayudan al cuerpo a bajar su temperatura a través de la circulación: se redistribuye el flujo sanguíneo hacia los tejidos externos (piel y órganos del aparato respiratorio), lo cual permite eliminar el exceso de calor por conducción y convección. Además, las antocianinas mejoran el metabolismo y reducen el estrés oxidativo de las células, relacionado con la producción interna de calor.

 

 

Los expertos han revelado los alimentos que debe comer para mantenerse fresco durante el calor, como la espinaca, el chile y la sopa.

Con el calor nuestros niveles de productividad se desploman, ya que afecta a nuestra dieta, a la rutina y a los patrones de sueño.

Así, los mejores alimentos para mantenernos fresquitos pueden ser también la sandía o la cúrcuma y es recomendable reducir los carbohidratos y las proteínas en la dieta para asegurarnos de que combatimos el calor adecuadamente.

Un dato curioso. A pesar de que tradicionalmente la sopa se considera un plato de invierno, tomarse un plato de sopa por la noche es una buena idea, ya que las temperaturas comienzan a bajar y puede ayudarnos a mantenernos frescos, ya que el cuerpo necesita menos energía para descomponer este tipo de platos y los platos vegetarianos en general, en comparación con la carne.

 


Qué comer para refrescarse:



- Espinacas

- Sopa

- Comidas con chile.

- Sandía

Cúrcuma

 

- Cebollas


- Platos y bebidas que contengan menta

- Comidas con leche de coco

 

A evitar:

 

- Reducir los carbohidratos

- Reducir la ingesta de carne

 

¿Sabías que el agua de coco es la mejor bebida para el verano?

 

Esta bebida está disponible en casi todos los establecimientos y está cargada con vitaminas esenciales, minerales y otros nutrientes. Tiene propiedades refrescantes que te ayudan a luchar contra el calor

 

Respecto a la menta, esta hierba increíblemente barata puede añadirse a la cuajada o a las bebidas otorgándonos este beneficio adicional de mantenernos más frescos. Y es que la menta no solo mantiene la temperatura de tu cuerpo fresca, sino que también te brinda un efecto refrescante.

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo