1967: llegan los cajeros automáticos

El actor Reg Varney fue el primer usuario de un cajero automático, que se instaló en una sucursal del banco Barclays, en Londres, el 27 de junio de 1967.

También te puede interesar: El sexo aporta más felicidad que el dinero
SEGURO QUE TE INTERESA...

El primer cajero automático, que fabricó la empresa donde trabajaba –esta hacía máquinas para contar monedas–, entró en funcionamiento el 27 de junio de 1967 en una oficina de Barclays Bank, en Enfield (Londres). No funcionaba con tarjetas, sino con unos cheques impregnados en un compuesto radiactivo de carbono-14. El cajero pedía además el código de seguridad de cuatro cifras y daba un billete de diez libras esterlinas.

En un principio se instalaron seis máquinas en otras tantas localidades de la periferia de la capital británica, y a pesar de algunos problemas iniciales de vandalismo, el invento supuso un gran éxito para Barclays. De manera independiente, el escocés James Goodfellow, que había desarrollado las tarjetas de plástico para este mismo fin y el número de identificación personal –el PIN–, reclamó también la paternidad del invento, pero el cajero de John Shepherd-Barron fue el primero.

Etiquetas: curiosidadeshistoriainventos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar