La avispa que puede volar sin cabeza

Tras ser decapitada, es capaz de emprender el vuelo debido a una singularidad de su sistema nervioso.

Esta avispa es capaz de recoger su cabeza, que acaba de ser seccionada, justo antes de emprender el vuelo.

Un fenómeno que los mamíferos percibimos como algo asombroso e incluso macabro, y la razón es que nuestro sistema nervioso, que está muy centralizado, es bien diferente del de estos insectos. La avispa es un himenóptido de la familia de los véspidos, un invertebrado cuyo sistema nervioso está mucho más repartido que el de otros animales, como los mamíferos.

Este sistema nervioso le permite a la avispa coordinarse y poder volar, pero no por mucho tiempo. Sin cabeza, inevitablemente, la avispa acabará muriendo por deshidratación, lógicamente, al no poder alimentarse.

También te puede interesar:

Continúa leyendo