Japón registra la floración de cerezo más temprana en 1.200 años debido al cambio climático

En la antigua capital de Kioto, las flores de cerezo alcanzaron su punto máximo el 26 de marzo, diez días antes que la media.

Los cerezos de Japón están alcanzando la plena floración en un tiempo récord este año 2021, según la agencia meteorológica nacional, que vincula la temporada temprana de sakura con el clima más cálido del mundo. 

En la antigua capital de Kioto, las flores de cerezo alcanzaron su punto máximo el 26 de marzo, diez días antes que la media y la más temprana desde que el gobierno comenzó a tomar registros. 

"Nuestros estudios han demostrado que el inicio de la temporada de los cerezos en flor está estrechamente relacionado con la temperatura promedio en febrero y marzo", en declaraciones para la Agencia de Prensa Francesa (AFP) Shunji Ambe, funcionario de la Agencia Meteorológica de Japón. 

"Nuestras observaciones de la vida vegetal muestran que los fenómenos primaverales (como las flores de cerezo y ciruelo) tienden a ocurrir antes, mientras que los fenómenos otoñales se retrasan". 

"Creemos que estos fenómenos reflejan una tendencia al alza de la temperatura", finaliza. 

Normalmente, los cerezos de Tokio alcanzan la plena floración en torno al 2 de abril. Este año, los cerezos en flor de la capital alcanzaron su punto máximo el 22 de marzo, un día más lento que el primero registrado en 2002. 

De los 58 'cerezos de observación' oficialmente designados en todo Japón, 24 comenzaron a florecer en la fecha más temprana registrada, según la agencia. 14 también alcanzaron la plena floración en un tiempo récord. 

La mayoría de estos árboles designados son de la variedad yoshino más conocida y querida, conocida por sus flores blancas y rosadas que florecen durante aproximadamente dos semanas y luego caen en lluvias de pequeños pétalos parecidos a confeti. 

Los eruditos que han estudiado los antiguos poemas japoneses y los registros históricos dicen que las flores de cerezo de otras variedades silvestres también han aparecido a lo largo de los siglos. 

Tanto los lugareños como los visitantes esperan febrilmente la temporada de sakura o cerezo en flor de Japón, aunque este año los turistas extranjeros se han mantenido alejados por las restricciones fronterizas del virus. 

Se celebra tradicionalmente con hanami, o fiestas de espectadores, con picnics, organizadas bajo los árboles. No obstante, este año se han desalentado las reuniones para reducir la propagación de casos de coronavirus

Continúa leyendo