Ciencia con Lau

El motivo por el que no debemos temer a los tiburones (más de lo necesario)

A lo largo de la historia se han documentado diversos ataques de tiburones a humanos, tanto heridas leves como desapariciones o desmembramientos. No es una invención del cine pero, ¿con qué frecuencia ocurren estos ataques?

Está claro que a Spielberg no le hacían mucha gracia los tiburones. En 1975 se estrena una obra maestra del cine, pero que tendría la contrapartida de que dejaría para siempre un poso imborrable: el terror a ser atacado por un tiburón en el mar.

Esta argumentación ha sido repetida por otras películas, algunas más relevantes que otras

A lo largo de la historia se han documentado diversos ataques de tiburones a humanos, tanto heridas leves como desapariciones o desmembramientos. No es una invención del cine pero, ¿con qué frecuencia ocurren estos ataques? ¿Hay razones para tenerles miedo a los tiburones?

Florida es el lugar del mundo donde más ataques de tiburón se producen al año. Una sección de la Universidad de Florida, el Archivo Global de Ataques de Tiburón se dedica a documentar todos los ataques que se producen en todo el mundo; pero también  a divulgar información acerca de estos animales.

Según sus datos, en lo que va de 2019 se han contabilizado 83 ataques de tiburón, 5 de ellos mortales. En los últimos 20 años, la media de ataques por año es de unos 70. Y la media de muertes anuales es de 5.

Hay muchas cosas que podrían causarnos la muerte en nuestro día a día; pero, ¿verdad que no vivimos constantemente evitando hacer actividades en las que ha muerto gente? Por ejemplo, viajar en coche, en avión, o incluso acudir al hospital, donde podrías contraer alguna infección mortal.

Las razones por las que un tiburón podría atacar a un humano son diversas. Una cuarta parte de los ataques se producen como respuesta a un estímulo iniciado por el ser humano (como durante la pesca, por ejemplo). Otra razón es la territorialidad, que se sienta invadido o inseguro; otra es que esté sobreestimulado por la presencia de muchos peces; o bien que confunda al ser humano o el soporte donde se sitúa (por ejemplo, una tabla de surf), con una de sus presas habituales.

Incluso, la Universidad de Florida explica que los ataques de tiburón a veces se producen simplemente porque el animal está explorando el entorno.

Pese a lo que diga la estadística, no debemos olvidar que el tiburón es un depredador, y que debemos tomar una serie de precauciones con ellos, exactamente igual que lo haríamos con cualquier depredador terrestre si nos acercamos a su territorio.

Los tiburones son criaturas fascinantes, hay 465 subespecies conocidas, y llevan en la Tierra 450 millones de años, es decir, que son más antiguos que los dinosaurios.

Continúa leyendo