Descubren una abeja mitad macho y mitad hembra

Una abeja andrógina. El insecto presenta rasgos masculinos en su lado izquierdo y rasgos femeninos en el derecho.

Se trata del primer caso de una abeja andrógina descubierta en Ecuador. Concretamente, fue encontrada en la provincia de Los Ríos en la región Costa de Ecuador.

La abeja pertenece a la especie Eulaema meriana, un tipo de abeja de las orquídeas nativa de América Central y Sudamérica.

Es la primera vez que se encuentra un ejemplar de esta especie con ginandromorfismo. Fue anunciado por el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio) junto con investigadores del Instituto Nacional de Pesquisas da Amazonia, de Brasil, quienes destacaron que "este misterioso insecto es un ginandromorfo extremadamente raro".


El lado derecho de la cabeza de la abeja presenta "una mandíbula grande y robusta, adornada con una hilera de dientes" (que es algo habitual en las hembras), pero en su lado izquierdo...

"La mitad izquierda del insecto tenía los rasgos delicados de un macho", dicen los expertos del Instituto Nacional de Biodiversidad Inabio.

Es fácilmente apreciable porque "los machos tienen estructuras morfológicas especializadas para recolectar fragancias con fines reproductivos, mientras que las hembras tienen estructuras para recolectar polen y mantener las crías".

Los especialistas Alex Pazmiño-Palomino (INABIO) y Marcio Oliveira (INPA) destacan que este misterioso insecto es un ginandromorfo extremadamente raro.

 


¿A qué se debe esta androginia?

La causa podría ser una anomalía en el desarrollo de los embriones, una doble fertilización o incluso un error genético.

abeja-androgina
INABIO

El artículo científico, desarrollado en el marco del Proyecto de Cooperación Trilateral Alemania-Brasil-Ecuador ha sido publicado en la revista científica internacional Sociobiology.

Referencia: Pazmiño-Palomino, A., & de Oliveira, M. L. (2021). First Case of Gynandromorphism in the Orchid-Bee Eulaema meriana (Olivier) (Hymenoptera: Apidae). Sociobiology, 68(3), e5778. https://doi.org/10.13102/sociobiology.v68i3.5778

Continúa leyendo