Cuanto más rosa sea un flamenco, más agresivo es

Los flamencos son de color rosa debido a la presencia de carotenoides presente en su dieta. Ahora, han descubierto un nuevo secreto tras su llamativo color.

Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Exeter y WWT Slimbridge Wetland Centre, ambos en el Reino Unido, sugiere que el color rosa típico de los flamencos no tiene nada de suave, ya que han descubierto que los flamencos más rosados son los más resistentes: es una señal de cómo de agresivo es cuando se alimenta, así como un estupendo indicador de buena salud o que está listo para reproducirse.

Para el trabajo, publicado en la revista Ethology, los investigadores observaron el comportamiento de los flamencos en estado de cautividad de Slimbridge en diferentes situaciones de alimentación que van desde pequeños espacios interiores a grandes espacios exteriores, con o sin cuerpo de agua. Descubrieron que los flamencos con mucho espacio junto a la piscina al aire libre pasaban el doble de tiempo buscando comida y la mitad de tiempo exhibiendo comportamientos agresivos en comparación con las aves que estaban en el interior compitiendo para alimentarse de un tazón o un cuenco.

Parece ser que pequeños cambios en la forma en que los zoológicos y santuarios alimentan a sus flamencos pueden mantenerlos contentos y coloridos.

"El color juega un papel importante", comenta Paul Rose, coautor del trabajo. El color proviene de los carotenoides de slos alimentos, que para los flamencos menores son principalmente algas que filtran del agua.

"Un flamenco sano que se alimente bien tendrá coloridas plumas, más tiempo y energía para ser agresivo y dominante cuando se alimente. Cuando las aves tienen que agruparse para obtener su alimento y pelean más, pasan menos tiempo alimentándose".

 

También te puede interesar:

Referencia: What influences aggression and foraging activity in social birds? Measuring individual, group and environmental characteristics. Paul Rose Laura Soole First published: 08 June 2020 Ethology DOI: https://doi.org/10.1111/eth.13067

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo