¿Hay setas carnívoras?

Sí. En general, los hongos suelen desarrollarse sobre la materia orgánica en descomposición de la que se alimentan, pero algunas especies tienen una dieta diferente.

Hay setas que parasitan algas y organismos acuáticos –vertebrados o invertebrados– y otras que los cazan. Se conocen cientos de especies depredadoras. Por ejemplo, el hongo Zoophagus tentaculum, que se alimenta de rotíferos, seres microscópicos que viven en el agua.

 

El comestible Pleurotus ostreatus, también conocido como champiñón ostra, inmoviliza y mata a pequeños gusanos nematodos mediante toxinas, para luego hacer crecer sus filamentos o hifas y alimentarse de ellos. Varias especies del género Arthrobotrys también los cazan, pero en su caso producen unos sacos de esporas o conidióforos envueltos en anillos contráctiles que utilizan como trampa.

 

La fabricación de estos elementos supone un gran gasto de energía, por lo que lo hacen solo cuando están realmente hambrientos y saben que su presa está cerca. Como no tienen órganos sensitivos, localizan el alimento mediante señales químicas.

 

 

Luis Otero

Luis Otero

Periodista y Diplomado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, he trabajado en otras revistas del grupo GyJ –Mía, Estar Viva, Dunia, Geo–, en el programa de televisión La Vía Navarro (en Vía Digital) y en Muy Interesante desde 2001. Me puedes escribir a lotero@zinetmedia.es

Continúa leyendo