¿Cuánto tiempo viven los tardígrados?

Hoy te hablamos del ser vivo más resistente de la Tierra: los tardígrados u osos de agua.

Los tardígrados (Tardigrada) son probablemente los animales más paradójicos del planeta. Por un lado, estos organismos microscópicos son increíblemente bonitos (¿verdad?), pues parecen pequeños dirigibles que se mueven inofensivamente con sus patitas rechonchas. Precisamente por su aspecto y forma de moverse suelen denominarse 'osos de agua', pero preferimos llamarlos apropiadamente: tardígrados. Aparte de su divertido aspecto, se presentan ante el mundo como las criaturas más duras e indestructibles de la Tierra. Por ejemplo, es el único ser vivo que sobreviviría a un cataclismo astronómico.

Con solo 1 milímetro de largo (o incluso menos), sus pequeños cuerpos contienen superpoderes biológicos que les ayudan a soportar condiciones que podrían representar una muerte segura para otros organismos. Seguro que ya te lo estás preguntando. Teniendo en cuenta su resistencia, ¿cuánto tiempo pueden vivir estas criaturas?

 

Depende de donde se encuentren. Los tardígrados viven en casi todas partes del planeta, pero se encuentran mejor en hábitats húmedos, como el musgo que adorna las piedras de los ríos, los líquenes o helechos. Cuando los tardígrados tienen suficiente comida y agua para mantener sus funciones corporales, viven unos 2,5 años, según Animal Diversity Web, una base de datos administrada por la Universidad de Michigan.

Y, sin embargo, los tardígrados pueden sobrevivir mucho más tiempo si entran en un estado llamado criptobiosis, que se activa cuando las condiciones ambientales se vuelven insoportables. Es una capacidad extraordinaria para hacer frente a los entornos extremos.

 

La criptobiosis pone a los tardígrados en un estado en el que se frena su metabolismo, reduciendo su necesidad de oxígeno y liberando sus células de agua casi por completo. En este estado limitado los tardígrados imitan la muerte tan estrechamente que pueden sobrevivir en lugares sin agua, a temperaturas tan bajas como -200 ºC y tan altas como 151 ºC. Cuando estos tardígrados se exponen nuevamente al agua, simplemente se reaniman y vuelven a la vida normal en cuestión de horas. Así de fácil.

En 2016, un artículo publicado en la revista
Cryobiology demostró que un puñado de tardígrados, congelados habían sobrevivido en este estado helado durante 30 años hasta que se restablecieron en 2014. Se cree que el talento del tardígrado para la autoconservación se reduce, en parte, a su producción de proteínas únicas que pueden bloquear componentes celulares frágiles en su posición. Según un estudio realizado en 2017 en la revista Molecular Cell, las membranas, las proteínas y el ADN se destruyen, se perforan y se rompen cuando las células se secan.

 

Una bioquímica especial

 

Además de estar congelado, hervido y secado, se sabe que los tardígrados pueden soportar presiones de hasta 600 megapascales, seis veces lo que experimentaría en el fondo del mar. Solo la mitad de esta presión mataría a la mayoría de organismos en la Tierra.

Muchos investigadores han hecho todo lo posible para probar la capacidad de recuperación de los tardíos, expulsándolos (en su estado de limitación) al espacio. En muchos de estos estudios, los tardígrados que viajaban por el espacio fueron expuestos a radiación solar directa y rayos gamma; lejos de ocurrirles algo, cuando fueron colocados en una placa de petri llena de agua en la Tierra, básicamente se alejaron y dijeron 'bien, ¿dónde está la cena?',
y es que los tardígrados parecen ser capaces de resistir la radiación e incluso reparar su ADN, lo que puede explicar por qué son tan resistentes a los efectos extremos de la radiación.

 

Aunque está claro que no pueden vivir para siempre, el dato de que los tardígrados pueden sobrevivir en un estado reducido durante 100 años o más es una exageración, por ejemplo. Solo algunos tardígrados sobreviven a los tormentos de congelación experimental, ebullición y radiación a los que los humanos les sometemos.

 

Pero hay otra manera de apreciar su resistencia: a nivel de especie. No solo han existido tardígrados desde el período Cámbrico hace 541 millones de años, sino que también pueden continuar sobreviviéndonos, y probablemente a toda otra vida en la Tierra, según un artículo de 2017 publicado en la revista Scientific Reports que encontró que si un evento cataclísmico como un impacto de asteroide cayera sobre la Tierra y destruyera la vida, un grupo de tardígrados que habitan en la fosa de Mariana del océano perduraría.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Parece que los tardígrados representan nuestra esperanza más segura para mantener la vida en este planeta...

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo