¿Cuál es el pez de agua dulce más grande del mundo?

¿Sabías que el esturión de beluga puede llegar a pesar más de 1100 kilogramos?

esturión de beluga
iStock.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el esturión de beluga (Huso huso) es el pez de agua dulce más grande y pesado del mundo. Estos peces gigantes crecen hasta 4,5 metros de largo y pueden llegar a pesar más de 1100 kilogramos. Además, este animal es bastante apreciado por sus huevas, ya que suelen venderse como caviar gourmet. Desafortunadamente, la población de este pez se ha reducido drásticamente debido a la demanda del caviar, por lo que actualmente se encuentra en peligro de extinción.

Asimismo, esta especie destaca por tener un cuerpo alargado, un morro corto, una boca ancha y un color gris plomizo en el dorso. También poseen unas barbillas carnosas delante de la boca que utilizan para localizar a sus presas en el cauce de los ríos. El esturión de beluga habita principalmente en las cuencas del mar Negro y el mar Caspio, como en el río Volga.

esturión blanco
iStock.

Los peces más grandes en América

Por otro lado, si nos trasladamos a América del Norte el pez de agua dulce más grande es el esturión blanco, que habita principalmente en los ríos del oeste de Estados Unidos y Canadá. Este pez puede medir hasta seis metros de largo y pesar hasta 680 kilogramos. Sin embargo, esta especie también se encuentra en peligro de extinción. Según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, en 2005 solo quedaban 500 ejemplares adultos.

El segundo pez de agua dulce más grande de América del Norte es el pez cocodrilo o alligator gar (Atractosteus spatula). Es una especie de pez osteíctio (es decir, vertebrado) del orden de los lepisosteiformes que puede pesar casi 130 kilogramos y medir alrededor de tres metros de largo. Esta especie, que puede encontrarse en el sureste de los Estados Unidos y en México, posee dos hileras de dientes en su mandíbula superior y es popular por su capacidad de estar fuera del agua, pudiendo alcanzar hasta dos horas en la superficie.

 

 

Continúa leyendo