Las arañas más aterradoras del planeta

No te pierdas esta espeluznante galería con las especies más extrañas, venenosas, grandes y pequeñas que nos podemos topar en la naturaleza.

Prácticamente todas las arañas son carnívoras (se alimentan de grillos, cucarachas, moscas, pájaros y vertebrados pequeños...), pero existen algunas -muy pocas, eso sí- especies herbívoras (como la saltarina Bagheera kiplingi, una araña de Centroamérica que solo come plantas). Los científicos están convencidos de que aún quedan especies asombrosas por descubrir. Por el momento, se conocen aproximadamente 43.000 tipos de arañas en todo el mundo y solo en Australia existen más de 4.000 especies de arañas.

 

Aunque hay personas que sufren de  aracnofobia, lo más llamativo de todo es que a pesar del pánico que pueda provocarnos verlas, las arañas consideradas como más aterradoras son inofensivas para el ser humano. De hecho, se dan más casos de heridas causadas por reacciones de miedo ante la visión de una de estas arañas que por picaduras de araña.

 

Un curioso estudio publicado en 2012 en la revista The Science of Nature, reveló que si todas las arañas del planeta se coordinaran y comenzaran a comerse a los seres humanos, tardarían menos de un año en hacerlo e incluso pasarían hambre, pues entre todas comen el equivalente a 400-800 millones de toneladas al año en presas.

 

Fuera de suposiciones, si tuviéramos que destacar una araña por su picadura mortal esta sería sin duda la araña Atrax robustus. Esta araña australiana, conocida también como araña de Sídney, es una de las arañas con la picadura más potente del mundo, pues sus colmillos son incluso capaces de atravesar un zapato humano. La araña bananera (Phoneutria nigriventer) es otra de las que destaca por su veneno letal. Es agresiva, grande (ocupa la palma de la mano), rápida y tan venenosa que la cantidad de veneno necesario para matar a un ratón de 20 gramos es de apenas 6 microgramos por vía intravenosa. Para algunos científicos, es la araña más tóxica del mundo. Para otros, un espécimen peculiar, pues en los hombres provoca un efecto secundario un tanto curioso: la toxina produce una erección de 4 horas mínimo de duración; eso sí, es dolorosa y puede conducir a males mayores si no recibe tratamiento.

 

Sin embargo, las arañas que vamos a ver hoy destacan no tanto por su toxicidad, sino por su aspecto. Un solo vistazo a estas arañas –con aumento, pues la mayoría son de nimio tamaño-, hará que te sorprendas una vez más de las maravillosas criaturas que podemos encontrar en la naturaleza.

 

Continúa viendo nuestras galerías