Nuestra casa es el planeta

Las empresas, los movimientos ciudadanos, los científicos... todos vemos que cuidar el planeta y frenar el cambio climático es, ya, un imperativo. IKEA quiere facilitar las elecciones más sostenibles y por eso, además de ofrecer productos cada vez más inteligentes, quiere inspirar a sus clientes, proveedores y colaboradores para generar un movimiento a favor del consumo consciente y respetuoso con la Tierra.