Un iceberg de un billón de toneladas se desprende de la Antártida

El enorme bloque de hielo tiene 6000 kilómetros cuadrados de extensión, el equivalente al tamaño de Cantabria.

También te puede interesar: Los osos polares acumulan menos mercurio gracias al cambio climático

"Hemos estado anticipando este evento durante meses y nos hemos sorprendido de cuánto tiempo tardaron en romperse los últimos kilómetros de hielo. Nos continuaremos monitoreando tanto el impacto de este evento de ruptura en la plataforma de hielo Larsen C, Y el destino de este enorme iceberg", en palabras del profesor Adrian Luckman de la Universidad de Swansea, investigador principal del proyecto MIDAS (impacto de la fusión en la dinámica de la plataforma de hielo y su estabilidad).

Los investigadores del Proyecto MIDAS han estado realizando el seguimiento de la grieta en Larsen C durante muchos años, después del colapso de la plataforma de hielo Larsen A en 1995 y la ruptura repentina de la plataforma B de Larsen en 2002. Informaron de avances rápidos de la fisura en enero, mayo y junio, que aumentó su longitud a más de 200 km y dejó el iceberg colgado por un hilo de hielo de sólo 4,5 km (2,8 millas) de ancho, que ha terminado ahora por desprenderse definitivamente.

¿Qué consecuencias tendrá para la fauna y la salinidad?

Y no solo es muy difícil predecir qué será del bloque de hielo desprendido, sino también cuál será el seguimiento de la plataforma del glaciar. Las opiniones en la comunidad científica están divididas al respecto. Según el profesor Adrian Luckman de la Universidad de Swanse: "en los meses y años siguientes, la plataforma de hielo podría volver a crecer gradualmente, pero también puede sufrir más eventos de partición que eventualmente pueden conducir al colapso”.

En opinión de la licenciada en oceanografía y ciencias ambientales y doctora en biodiversidad, Ana Payo, el desprendimiento del bloque "no tendrá un impacto inmediato sobre el nivel del mar". Pero si el estante pierde mucho más de su área, podría resultar en glaciares que fluyen de la tierra detrás de acelerar su paso hacia el océano. Como explica Payo, "este tipo de bloques son los que contienen el glaciar”. En cuanto a la fauna de la zona, según Payo, “no les va a afectar como tal el desprendimiento de este bloque, pero es una muestra más de cómo se está transformando el hábitat. Hay muchas especies que dependen del hielo”.

SEGURO QUE TE INTERESA...

El Dr. Martin O'Leary, un glaciólogo de la Universidad de Swansea y miembro del equipo del proyecto MIDAS: "aunque este es un evento natural, y no somos conscientes de ningún vínculo con el cambio climático inducido por el ser humano, esto coloca a la plataforma de hielo en una posición muy vulnerable. Esta es la parte más atrás que el frente de hielo ha sido en la historia registrada. Vamos a observar con mucho cuidado las señales que indiquen que el resto de la plataforma se está volviendo inestable".

Por último, ¿podría afectar el deshielo de este iceberg a la salinidad de los océanos? La proporción de sal del agua del mar es muy difícil de alterar, con lo que la salinidad del mar podría verse afectada solo localmente. La proporción salina de los océanos es de unos 35 gramos por 1000 litros de agua.

Etiquetas: cambio climáticocienciaglaciareshielonaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar