Sequía histórica en el Mediterráneo Oriental

Según los expertos de la NASA, los territorios de Chipre, Israel, Jordania, Líbano, Palestina, Siria y Turquía viven la peor sequía registrada desde el año 1100.

Aunque los periodos secos y húmedos se suceden a lo largo de los tiempos de forma natural y hay grandes oscilaciones, la anomalía detectada desde finales del siglo XX podría atribuirse a los efectos de la acción humana en el clima. Para llegar a estas conclusiones, los expertos de la NASA han estudiado a conciencia el Atlas de las Sequías del Viejo Mundo, sugestivo nombre que reciben los registros de los anillos de los árboles, vivos y muertos, en el área mediterránea.

Como es bien sabido, el grosor de dichos círculos concéntricos indica la cantidad de precipitaciones de cada año. Así han podido determinar que la sequía de 1998 a 2012 –el último año estudiado– en el Mediterráneo oriental ha sido un 50% más intensa que cualquiera ocurrida en los últimos 500 años, y entre un 10% y 20% más seca que la peor registrada desde el siglo XII.

Otro hallazgo interesante de la NASA es que en la parte septentrional de la cuenca mediterránea (es decir, Grecia, Italia y las costas españolas y francesas) tiende a llover menos cuando caen más precipitaciones en la parte oriental del norte de África, y al contrario. Con estos indicios, los investigadores intentan diseñar modelos computacionales que nos permitan anticiparnos a los cambios climáticos a medio y largo plazo y calibrar los verdaderos efectos del calentamiento global.   

Etiquetas: calentamiento globalcambio climático

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar