Se dispara la deforestación del Amazonas en medio de la pandemia de COVID-19

La selva tropical más grande del mundo con una superficie de 5.500.000 km2 sigue viendo mermada su vegetación a pasos agigantados.

deforestacion-amazonas
iStock

Mientras la pandemia de COVID-19 sigue siendo un asunto de máxima prioridad en todo el mundo, la deforestación en la selva amazónica de Brasil continúa en aumento. Solo durante el mes de abril de 2020, el área de deforestación destruida en la Amazonía brasileña fue un 64% más alta que en abril de 2019, según datos oficiales del gobierno del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil, que utiliza satélites para rastrear la deforestación.

El sistema de monitoreo de deforestación del INPE, DETER, documentó 1.202 kilómetros cuadrados de bosque que fue talado y quemado en la Amazonía brasileña del 1 de enero al 30 de abril de 2020, un aumento del 55% respecto al mismo período del año pasado.

 

¿A qué viene este aumento de la deforestación?

Muchos esperaban que las tasas de deforestación disminuyeran debido a la pandemia de coronavirus que asola el mundo y la recesión económica global resultante. Pero la realidad, es que ha sucedido todo lo contrario. Al haber menos agentes ambientales patrullando las selvas tropicales y más dificultades económicas en las zonas rurales, se ha disparado brutalmente la tala ilegal de tierras.

Si bien las tasas de destrucción de la selva tropical actualmente no están cerca de niveles récord a principios de la década de 2000, los últimos años han visto otro resurgimiento de la “limpieza” de tierras para la tala, la minería y la ganadería.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo