Redescubren una cucaracha que se creía extinta desde hacía casi un siglo

Se trata de una especie de cucaracha que se alimenta de madera y desapareció de su lugar de origen en la década de 1930 tras la inclusión de una especie invasora.

 

La cucaracha de la isla de Lord Howe (Panesthia lata), es una especie de cucaracha sin alas pero de tamaño considerable, que desapareció de su isla de origen tras la introducción de ratas de barco (Rattus rattus) en 1918. Ahora, ha sido redescubierta por biólogos de la Universidad de Sídney, Australia.

Durante mucho tiempo se pensaba que se había extinguido por completo a raíz de este suceso. No se la veía desde la década de 1930, pero un estudiante de biología de dicha universidad australiana, Maxim Adams, vio familias de cucarachas debajo de un árbol de higuera de Bengala a principios de este año y han resultado ser estos insectos masticadores de madera.

La cucaracha que se alimenta de madera de la isla de Lord Howe mide entre 2,2 y 4 cm de largo y tiene un cuerpo de color metálico que varía de rojizo a negro. Eso sí, si bien se descubrieron poblaciones dispersas de parientes cercanos en dos pequeñas islas en alta mar, el grupo redescubierto era genéticamente diferente de aquellas. Esta es la especie de origen.


Las ratas invasoras, a pesar de que se extendieron por la isla, parece que no acabaron con la especie.


“Su supervivencia es una gran noticia, ya que han pasado más de 80 años desde que se vio por última vez”, dijo el presidente de la junta de Lord Howe Island, Atticus Fleming. “Lord Howe Island es realmente un lugar espectacular, es más antigua que las islas Galápagos y alberga 1.600 especies nativas de invertebrados, la mitad de las cuales no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Estas cucarachas son casi como nuestra propia versión de los pinzones de Darwin, separadas en pequeñas islas durante miles o millones de años, desarrollando su propia genética única”.

No hay que desdeñar el valor de estos insectos en el ecosistema. Es, prácticamente, la piedra angular de la salud de la isla. Las cucarachas poseen microorganismos especializados en sus intestinos que les permiten comer madera en descomposición. Son como "recicladores de nutrientes" que ayudan en la descomposición de los troncos de los árboles. Por tanto, aceleran la descomposición de los troncos y también sirven como fuente de alimento para otras especies.

cucaracha-extinta
Justin Gilligan/NSW DPE

Cucarachas de roca, más apropiado

“A pesar de que su nombre común sugiere que son cucarachas que se alimentan de madera y que se entierran en troncos podridos, ahora creemos que son más como 'cucarachas de roca', siendo las rocas un componente importante de su hábitat, posiblemente debido a su co-evolución junto con la gallina de madera de la isla de Lord Howe (Hypotaenidia sylvestris) que busca alimento en el suelo”, dijo Nicholas Carlile, investigador del Departamento de Planificación y Medio Ambiente de Nueva Gales del Sur.

Los investigadores tienen la intención de estudiar las cucarachas resistentes para aprender más sobre su hábitat y actividades y cómo lograron sobrevivir.

“Todavía hay mucho que aprender. Esperamos estudiar su hábitat, comportamiento y genética y aprender más sobre cómo lograron sobrevivir, a través de más experimentos en la isla”, explicó Nathan Lo, profesor de la Universidad de Sídney.

También te puede interesar:

Referencia: Universidad de Sídney (Australia) Press Release 2022

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo