Ranas 'mutantes' en Chernóbil, décadas después del accidente nuclear

La radiación en la zona de exclusión de Chernóbil ha hecho que las ranas verdes mueran y hayan sobrevivido las que son totalmente negras.

 

Las ranas locales de Chernóbil han pasado de ser verdes a negras. 36 años después del accidente nuclear de Chernóbil, la zona de exclusión ha hecho que las características ranas arborícolas, de un intenso y brillante color verde, se vean ahora una tonalidad completamente oscura.

 


Fue uno de los peores desastres nucleares de la historia

Esta localización al norte de Ucrania, entonces bajo el dominio soviético, fue testigo de la mayor liberación de material radiactivo al medio ambiente en la historia de la humanidad. El accidente provocó que se depositaran enormes cantidades de cesio-137 radiactivo en la mayor parte de Ucrania, e incluso en zonas de Noruega y Reino Unido. Las consecuencias, aún seguimos viéndolas casi cuatro décadas después.

Ahora, la zona de exclusión, que abarca 2.600 kilómetros cuadrados, se ha convertido en una enorme reserva natural que alberga multitud de especies. Los científicos han aprovechado este emplazamiento para investigar cómo podrían adaptarse los animales a estos altísimos niveles de radiación en su entorno. Uno de los descubrimientos más llamativos ha sido la transformación de las ranas arborícolas locales: han pasado de ser mayoritariamente de color verde brillante a ser negras.

ranas-negras-chernobil
Germán Orizaola/Pablo Burraco, CC BY-SA 4.0

Color negro para sobrevivir

Según los expertos, que publican sus conclusiones en la revista Evolutionary Applications, las ranas más oscuras tenían más posibilidades de sobrevivir cuando ocurrió el desastre en 1986, lo que las hace más numerosas en la actualidad. Así, en esfuerzo evolutivo por la supervivencia, esta coloración oscura puede no ser el resultado de mutaciones genéticas causadas por la contaminación por radiación, sino que puede deberse a que las ranas que tenían una coloración de piel más oscura en el momento del accidente, que normalmente son una minoría dentro de sus poblaciones, sobreviven más tiempo debido a la efectos protectores de la melanina.


Más de diez generaciones de ranas han vivido y muerto desde el accidente, lo que sugiere que un proceso muy rápido de selección natural sería la explicación a por qué ahora las ranas predominantes son las negras (ya que la radiación mata a las de color verde brillante).

 

¿Y qué hace el color negro para hacerlas más resilientes?


El pigmento que oscurece la piel de los animales, la melanina, funciona para reducir el daño celular causado por la radiación. (Esto significa que las personas con piel más oscura tendrán menos probabilidades de experimentar daño celular después de la exposición a la radiación, por ejemplo.

Una prueba más de la recuperación de los ecosistemas ante desastres tan imponentes como este.

También te puede interesar:

Referencia: Ionizing radiation and melanism in Chornobyl tree frogs

Pablo Burraco, Germán Orizaola
First published: 29 August 2022 Evolutionary Applications

https://doi.org/10.1111/eva.13476

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo