¿Qué causa y efecto tienen los gases de efecto invernadero?

Los gases en la atmósfera que absorben la radiación se conocen como "gases de efecto invernadero".

Detrás de la lucha para abordar el calentamiento global y el cambio climático se encuentra el aumento de los gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera. Un gas de efecto invernadero es cualquier compuesto gaseoso en la atmósfera que es capaz de absorber la radiación infrarroja, atrapando y manteniendo el calor en la atmósfera. Al aumentar el calor en la atmósfera, los gases de efecto invernadero son responsables del efecto invernadero, que en última instancia conduce al calentamiento global.

El efecto invernadero se produce porque el sol bombardea la Tierra con enormes cantidades de radiación, que golpean la atmósfera de la Tierra en forma de luz visible, además de la radiación ultravioleta (UV), infrarroja (IR) y otros tipos de radiación que son invisibles para el ojo humano. Alrededor del 30%de la radiación que golpea la Tierra se refleja de nuevo en el espacio mediante nubes, hielo y otras superficies reflectantes. El 70% restante es absorbido por los océanos, la tierra y la atmósfera, según la NASA.

 

A medida que absorben la radiación y se calientan, los océanos, la tierra y la atmósfera liberan calor en forma de radiación térmica infrarroja que pasa de la atmósfera al espacio. El equilibrio entre la radiación entrante y la radiación saliente mantiene la temperatura promedio general de la Tierra en aproximadamente 15 grados centígrados, según la NASA.

Este intercambio de radiación entrante y saliente que calienta la Tierra se conoce como efecto invernadero porque un invernadero funciona de manera muy similar. La radiación UV entrante pasa fácilmente a través de las paredes de vidrio de un invernadero y es absorbida por las plantas y las superficies duras del interior. Sin embargo, una radiación infrarroja más débil, tiene dificultad para pasar a través de las paredes de vidrio y queda atrapada adentro, calentando el invernadero.

 

Cómo afectan los gases de efecto invernadero al calentamiento global



Los gases en la atmósfera que absorben la radiación se conocen como "gases de efecto invernadero" porque son en gran parte responsables del efecto invernadero. El efecto invernadero, a su vez, es una de las principales causas del calentamiento global.

 

Los gases de efecto invernadero más importantes son: vapor de agua (H2O), dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), según la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

 

Mientras que algunos argumentan que el calentamiento global es un proceso natural y que siempre ha habido gases de efecto invernadero, la cantidad de gases en la atmósfera se ha disparado en nuestra historia reciente. Antes de la Revolución industrial, el CO2 atmosférico fluctuaba entre aproximadamente 180 partes por millón durante las edades de hielo y 280 partes por millón durante los períodos cálidos interglaciales. Sin embargo, desde la Revolución Industrial, la cantidad de CO2 ha aumentado 100 veces más rápido que el aumento cuando finalizó la última era glacial, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Los gases fluorados, es decir, los gases a los que se agregó el elemento flúor, incluidos los hidrofluorocarbonos, los perfluorocarbonos y el hexafluoruro de azufre, se crean durante los procesos industriales y también se consideran gases de efecto invernadero. Aunque están presentes en concentraciones muy pequeñas, atrapan el calor de manera muy efectiva, lo que los convierte en gases con alto potencial de calentamiento global. Los clorofluorocarbonos (CFC), una vez utilizados como refrigerantes y propelentes en aerosol hasta que fueron eliminados por un acuerdo internacional, también son gases de efecto invernadero.

 

Hay tres factores que afectan el grado en que cualquier gas de efecto invernadero influirá en el calentamiento global, de la siguiente manera:

-Su abundancia en el ambiente.
-Cuánto tiempo permanece en el ambiente.
-Su potencial de calentamiento global.

El dióxido de carbono tiene un impacto significativo en el calentamiento global, en parte debido a su abundancia en la atmósfera. Sin embargo, el metano es aproximadamente 21 veces más eficiente para absorber la radiación que el CO2, lo que le otorga una calificación de GWP (Global-warming potential) más alta, a pesar de que permanece en la atmósfera solo unos 10 años, según la EPA.

 

Algunos gases de efecto invernadero, como el metano, se producen a través de prácticas agrícolas, incluido el estiércol de ganado. Otros, como el CO2, resultan en gran parte de procesos naturales como la respiración y de la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas.

La segunda causa de la liberación de CO2 es la deforestación. Cuando los árboles se talan para producir bienes o calor, liberan el carbono que normalmente se almacena para la fotosíntesis. Este proceso libera casi mil millones de toneladas de carbono a la atmósfera por año, según la Evaluación de los recursos forestales mundiales de 2010.

 

El futuro



Si continúan las tendencias actuales, los científicos, los funcionarios gubernamentales y un número creciente de ciudadanos temen que los peores efectos del calentamiento global (clima extremo, aumento del nivel del mar, extinciones de plantas y animales, acidificación de los océanos, cambios importantes en el clima y agitación social sin precedentes) sean inevitables.

Referencia: NASA y EPA (Enviromental Protection Agency)

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

CONTINÚA LEYENDO