¿Qué animales sobrevivirán al cambio climático?

El pez espinoso podría adaptarse muy rápido a los cambios estacionales extremos.

pez espinoso
iStock.

El cambio climático está agravando problemas como la pérdida de hábitats y los cambios de temperatura. Esto, a su vez, ha llevado a que muchos animales desaparezcan o estén en peligro de extinción. Ahora, una investigación de la Universidad McGill, ha podido concluir que algunos peces, como el espinoso de tres espinas, podrían adaptarse muy rápido a los cambios estacionales extremos originados por el cambio climático. Estos hallazgos podrían ayudar a los científicos a pronosticar el futuro evolutivo de numerosas especies.

Adaptaciones al cambio climático

Los peces espinosos son conocidos por sus diferentes formas , tamaños y comportamientos. De hecho, pueden vivir tanto en agua de mar como en agua dulce a diferentes temperaturas. Pero, ¿por qué esta especie es tan resistente?

Descubrir la base genética de las adaptaciones al cambio climático puede ser todo un desafío. "La versión moderna de la evolución por selección natural de Darwin considera que los organismos con genes que favorecen la supervivencia y la reproducción tienden a dejar más descendencia, lo que hace que los genes aumenten a lo largo de generaciones. Como resultado, las poblaciones se adaptan mejor a sus entornos a lo largo del tiempo ", afirma el autor principal de la investigación, Alan García Elfring.

pez
iStock.

Selección natural en tiempo real

Para estudiar la selección natural, los investigadores rastrearon seis poblaciones de peces espinosos antes y después de los cambios estacionales en su entorno, empleando la secuenciación del genoma. Los cambios estacionales provocan cambios drásticos en los hábitats y desequilibrios en el agua salada. Por ello, solo los peces capaces de tolerar rápidamente estos cambios sobreviven hasta la próxima temporada.

Sin embargo, los investigadores descubrieron modificaciones genéticas (en los peces) que habían sido propiciadas ​​por los cambios estacionales en los distintos hábitats. Además, tal como afirma García Elfring, estos cambios genéticos ocurrieron en poblaciones independientes durante una sola temporada, destacando la rapidez con la que se pueden detectar los efectos de la selección natural.

Este hallazgo es muy importante porque sugiere que se puede emplear las diferencias genéticas para predecir cómo pueden adaptarse diferentes especies a factores ambientales como el cambio climático.

Ahora, los investigadores están centrados en descubrir la frecuencia de los cambios genéticos observados, pues quieren comprobar si aparecen año tras año.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo