¿Qué animal tiene las orejas más grandes en relación con su cuerpo?

Este pequeño roedor se alimenta de insectos y que habita principalmente en los desiertos de China y Mongolia.

oreja
Jerbo de orejas largas (euchoreutes naso).

Si hablamos de tamaño, según Mary Ellen Holden, zoóloga del Museo Americano de Historia Natural en New York, el elefante africano es el animal terrestre con las orejas más grandes de todo el planeta. Sin embargo, el animal con las orejas más grandes (en relación con su cuerpo) es el jerbo de orejas largas (euchoreutes naso), un pequeño roedor nocturno que se alimenta de insectos y que habita principalmente en los desiertos de China y Mongolia.

El jerbo de orejas largas mide aproximadamente diez centímetros desde la cabeza hasta la grupa, sin contar su gran cola. Además, sus orejas pueden llegar a medir entre tres y cinco centímetros de largo. Es decir, entre un 40 y 50 % la longitud de todo su cuerpo. En palabras de la Holden, tiene las orejas más largas en relación con el tamaño de su cuerpo en todo el reino animal.

De hecho, las orejas del elefante africano miden más de un metro de largo. Pero, según la zoóloga, eso solo supone el 17 % de la longitud de su cuerpo, ya que los elefantes miden aproximadamente entre seis y siete metros.

¿Por qué tienen las orejas tan grandes?

Las orejas grandes ayudan a los jerbos y a otros mamíferos que habitan en zonas cálidas a deshacerse del exceso de calor. Tal como argumenta Ellen Holden, los zorros de fennec, los jerbos de orejas largas y los elefantes africanos son capaces de termorregularse a través de las orejas, ya que estas son grandes y poseen muchos vasos sanguíneos. Mientras circula por los oídos, la sangre libera calor en el aire, lo que ayuda al animal a enfriarse.

En cambio, cuando hace frío o por la noche, los vasos sanguíneos de estos animales se contraen para mantenerse calientes. Así, los investigadores consideran que utilizar las orejas para refrescarse es una buena adaptación a la vida del desierto, pues sirve como alternativa al sudor y permite a las especies conservar agua en un ambiente donde ese recurso escasea.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo