¿Por qué las mariquitas son beneficiosas para los jardines?

En muchas culturas, las mariquitas están consideradas un símbolo de buena suerte.

mariquita
Pixabay.

Las mariquitas son unos insectos pequeños, llamativos y adorables. Existen muchas razones por las que las mariquitas son beneficiosas para los jardines, pues en muchas culturas están consideradas un símbolo de buena suerte. Además, contribuyen a controlar las plagas no deseadas. Por eso, si estás buscando un método seguro y económico para proteger tus cosechas de verduras o simplemente quieres observarlas en tu jardín, con estos consejos conseguirás atraer a estos bellos insectos. ¡Toma nota!

Cultiva plantas que les guste a las mariquitas

Podrías cultivar repollo o rábanos, ya que estas plantas atraen a los pulgones. A su vez, las mariquitas se alimentan de estos insectos, por lo que acudirán rápidamente a tu huerto. Además, podrías utilizar estas plantas como sueño para alejar a los pulgones de las plantas que verdaderamente deseas proteger.

También podrías plantar flores aromáticas y coloridas. Las flores blancas y amarillas atraen especialmente a las mariquitas, ya que suelen acudir a los girasoles por sus pétalos amarillos y brillantes. Igualmente, también les gusta las zinnias por sus colores vivos.

Coloca agua en el jardín

Las mariquitas necesitan agua para sobrevivir. Por eso, podrías colocar un plato poco profundo con agua en el jardín. Pon piedras dentro del plato para que tenga un lugar en el que aterrizar y beber agua tranquilamente.

Por supuesto, debes tener en cuenta que el agua estancada puede atraer a los mosquitos, por lo que tendrás que vaciar y rellenar los platos con regularidad para evitar que pongan huevos.

mariquita en el jardín
Pixabay.

Construye una casa para las mariquitas

Las mariquitas necesitan un refugio en el que evadirse del frío y poner sus huevos. Por este motivo, deberías construirle un refugio utilizando materiales simples que tengas por casa. Las casas para mariquitas pueden tener muchas formas y tamaños, pero el método más sencillo es colgar un tubo (puede ser un tubo de PVC o un simple rollo de cartón) en un poste o árbol que se encuentre cerca del jardín.

Asimismo, podrías colocar un par de pasas dentro de la estructura para atraer a las mariquitas. ¡Seguro que te lo agradecerán!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}