Nace un nuevo volcán tras una colosal erupción submarina

La mayor erupción submarina jamás registrada ha dado lugar a un volcán submarino frente a la isla de Mayotte, en el océano Índico.

nuevo-volcan
Nature. Geoscience

El nuevo volcán submarino alcanza los 820 metros sobre el lecho marino donde antes no existía nada. La isla volcánica apareció repentinamente en 2018 y se extiende desde el lecho marino hasta el este de la isla de Mayotte, entre África Oriental y Madagascar.

 


No existía antes de 2018

El evento sísmico que dio lugar al nuevo volcán comenzó el 10 de mayo de 2018 y en pocos días se produjo un terremoto de magnitud 5,8 en la escala Richter. Sacudió las islas cercanas y los científicos no tardaron en darse cuenta de que había sido el resultado de un nuevo evento volcánico bajo el océano. Las señales apuntaban a una ubicación a unos 50 kilómetros de la costa oriental de Mayotte. Por ello, un grupo de instituciones gubernamentales francesas, dirigidas por la investigadora Nathalie Feuillet de la Universidad de París (Francia), organizó una expedición al territorio africano francés. Y allí estaba. Donde antes no había nada, se alzaba una montaña submarina que habría requerido una gran cantidad de metros cúbicos de lava para formar dicho volcán.


"Esta es la erupción submarina activa más grande jamás documentada", escribieron los investigadores en su artículo publicado en la revista Nature Geoscience.

Esta nueva montaña submarina, que se cree que es parte de una estructura tectónica entre las grietas de África Oriental y Madagascar, está ayudando a los científicos a comprender los procesos profundos de la Tierra sobre los que sabemos relativamente poco.

 


La formación del volcán


Los expertos estudiaron la actividad sísmica, recopilando datos sobre la deformación de la superficie, un sonar para mapear un área de 8.600 kilómetros cuadrados en el fondo marino o una red de sismómetros también en el fondo marino, entre otras cosas, descubriendo que el nuevo volcán submarino se encuentra al final de una serie de recientes flujos de lava. La característica geológica es probablemente parte de una estructura tectónica extensional formada por fisuras y fallas asociadas con el Rift de África Oriental hacia el oeste.

La red de sismómetros detectó un total de 17.000 eventos sísmicos entre febrero y mayo de 2019 desde una profundidad de hasta 50 kilómetros por debajo del fondo del océano, algo 'muy inusual'. La mayoría de los terremotos son mucho más superficiales que esto y, para aumentar la confusión, otros 84 eventos ocurrieron en frecuencias muy bajas.

"Los terremotos han sido mucho más profundos de lo habitual en un contexto volcánico y ocurren por debajo del límite entre la corteza y el manto", explican los científicos. "Señalan la existencia de depósitos y sistemas de drenaje muy profundos repartidos por toda la litosfera, que nunca antes se habían observado claramente en vulcanología".

Según sus cálculos, el nuevo volcán es entre 30 y 1.000 veces más grande que el estimado para otras erupciones de aguas profundas, lo que lo convierte en la erupción volcánica submarina más importante jamás registrada.

"Los volúmenes y el flujo de lava emitida durante el evento magmático de Mayotte son comparables a los observados durante las erupciones en los puntos calientes más grandes de la Tierra", escribieron los investigadores.


Esto significa que en el futuro podrían sucederse, incluso, erupciones en tierra. De ahí que se haya establecido un observatorio para monitorear la actividad en tiempo real.

 

También te puede interesar:

Referencia: Feuillet, N., Jorry, S., Crawford, W.C. et al. Birth of a large volcanic edifice offshore Mayotte via lithosphere-scale dyke intrusion. Nature. Geoscience. 14, 787–795 (2021). https://doi.org/10.1038/s41561-021-00809-x

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo