Nace un hipopótamo pigmeo, cuya especie está en peligro de extinción

Aún no tiene nombre, pero representa una gran esperanza para esta especie originaria de los bosques y marismas de África occidental, actualmente en grave peligro.

hipo-pigmeo
Colchester Zoo

Hace poco menos de dos semanas nació una cría de hipopótamo pigmeo (Choeropsis liberiensis) en el zoológico de Colchester (Reino Unido). Su madre, Venus, dio a luz a una pequeña y preciosa cría el 9 de mayo, después de un embarazo normal de seis meses. Desde su llegada, la pequeña hipopótama ha estado "corriendo felizmente detrás de mamá", mientras que su padre, Freddie, se encuentra en un recinto separado, al igual que ocurre en la naturaleza salvaje.

La cría, que aún no tiene nombre, fue concebida de forma natural, una excelente noticia para esta especie que está clasificada en peligro de extinción según la Lista Roja de la UICN. Con alrededor de 2.000 individuos en apenas cuatro países de África occidental, la mayor amenaza de los hipopótamos pigmeos proviene de la deforestación. El bosque fragmentado aísla a las poblaciones y aumenta la susceptibilidad de los grupos más pequeños a la extinción local.

El nuevo miembro del grupo pesa solo 6 kilos y crecerá solo una décima parte del tamaño de su primo, el hipopótamo común, que en promedio pesa hasta 3.000 kilogramos.

Los hipopótamos pigmeos también son un poco menos acuáticos que sus primos, sus patas están menos palmeados y sus piernas son más largas.

Madre y cría viven separados del padre. En el zoológico, solo llevan a Freddie con Venus durante la temporada de reproducción.

Este pequeño no es el único recién llegado al zoológico durante el encierro. Cinco cachorros de guepardo nacieron de Sia el 15 de abril, aunque lamentablemente uno de ellos falleció. Incluso la falta de espectadores durante el cierre global a causa de la pandemia de COVID-19 condujo a que dos pandas gigantes finalmente se aparearan después de 10 años de intentos.

El ciclo de la vida continúa.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo