Miles de millones de cigarras invaden Estados Unidos

Tras un ciclo de 17 años bajo tierra, una nueva generación de cigarras (o chicharras) emerge del subsuelo con objetivo de aparearse.

cigarras
iStock

La región este de Estados Unidos asiste a un aluvión de estos insectos que realizan un ruido insoportable al tratar de encontrar pareja lo más pronto posible. Los artrópodos han comenzado a salir a la superficie para aparearse, de ahí el ensordecedor cántico que se produce tras 17 años estando bajo tierra y alimentándose de las raíces de los árboles, esperando, pacientemente bajo el suelo. Se espera la aparición de miles de millones de cigarras -grandes y ruidosas- que podrían, además, dañar las cosechas.

Recordemos que estos insectos no son venenosos y tampoco dañan a los humanos (ni pican, ni son tóxicas), pero las hembras ponen muchos huevos en las ramas, lo que puede provocar en los árboles jóvenes no solo que se detenga su crecimiento, sino que puede hasta matarlos. Eso sí, una vez que las hembras realizan la puesta, mueren a las pocas horas.

Su frenesí de apareamiento masivo (e ineludiblemente ruidoso) sigue un ciclo. Una vez emergen del subsuelo y secan sus alas, se aparean (cuyo fuerte zumbido es en realidad una canción de apareamiento emitida por insectos machos, flexionando un órgano parecido a un tambor llamado timbal) y luego mueren, y sus crías recién nacidas caen al suelo y se entierran durante los siguientes 17 años.

 

 

Se trata del mayor evento desde 2004

Los insectos forman parte de un grupo llamado Brood X, también conocido como Great Eastern Brood, que se espera en un rango geográfico que se extiende desde Tennessee hasta Nueva York, en Estados Unidos.

Ciertamente, aunque para los agricultores puede ser una gran molestia, para los biólogos y apasionados de estas criaturas, es un fenómeno visual increíble. Por su cantidad.

La Agencia de Protección Ambiental de EE UU (EPA, por sus siglas en inglés) lanzó una campaña en redes sociales para que la población no se dedique a fumigar, ya que los insecticidas pueden afectar al resto de seres vivos y, en esencia, las cigarras periódicas son inofensivas y sirven de alimento a otros animales. Sus depredadores habituales son zorros, ardillas, murciélagos y otros mamíferos pequeños, así como distintos tipos de aves.

Los investigadores no están seguros exactamente de cuántas saldrán a la superficie, excepto que serán miles de millones y estiman que los números serán de al menos 1,5 millones por cada media hectárea de terreno, aproximadamente.

Estos insectos emergen muy pálidos y muy pequeños, incluso tan pequeños como "un grano de arroz", pero una vez que las cigarras están por encima del suelo, crecen rápidamente. Tras salir a la luz, las cigarras pasan aproximadamente una semana madurando. Una vez que han crecido por completo, su objetivo principal es el apareamiento, por lo que comienza la “canción del amor” característica. Los coros de cigarras pueden alcanzar los 90 decibelios, un nivel de ruido que causa molestias y resulta dañino de forma continuada. Es similar a la molestia que nos provoca una sirena de bomberos a poca distancia. A partir de 75 decibelios se considera un ambiente ruidoso, según la OMS.

Las cigarras adultas ya han aparecido en Georgia, Indiana, Kentucky, Maryland, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania, Tennessee y Virginia y se espera que su regreso se extienda hasta finales de junio.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo