Los peces son buenos en matemáticas

Investigadores de la Universidad de Bonn afirman haber enseñado a los peces a realizar operaciones matemáticas simples.

 

Contar, para los seres humanos, es de las primeras cosas que aprendemos sobre matemáticas: 1, 2, 3... Pero, ¿y para los animales? Cada vez contamos con más evidencia científica que muestra que otros primates, e incluso aves y peces, también son capaces de discernir entre cantidades que difieren en un solo elemento y, al menos, contar hasta cinco.

Ahora, un reciente estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Bonn (Alemania) y publicado en la revista Scientific Reports expone que los peces también pueden ser buenos en matemáticas: los cíclidos (un popular y colorido pez de acuario) y las rayas (muy habituales de nuestros océanos) también pueden distinguir entre cantidades que difieren en un solo elemento. Pueden contar hasta cinco.

Entrenamiento matemático para peces

¿Podrían los peces realizar operaciones matemáticas sencillas? Para descubrirlo, los investigadores entrenaron a los animales para realizar sumas y restas simples. Al hacerlo, tenían que aumentar o disminuir un valor inicial en 1. El color azul simbolizaba la suma y el color amarillo, la resta.

A los peces se les mostraron tarjetas con formas azules o amarillas, y luego se les presentaron dos puertas que contenían tarjetas con diferentes cantidades de formas; una de ellas era la respuesta correcta. Si el pez nadaba a través de la puerta correcta, era recompensado.

Pez
Los peces son buenos en matemáticas

¿Qué ocurrió?

Que los peces de la especie cebra mbuna (Maylandia zebra), una especie de pez cíclido, y las rayas, eran capaces de sumar y restar uno de los números del uno al cinco. Los experimentos se llevaron a cabo con ocho peces de este tipo y ocho rayas de agua dulce. En promedio, la cebra mbuna aprendió a hacer estas operaciones después de 28 sesiones y las rayas después de 68 sesiones. Pero lo consiguieron.

"Entonces, los animales tenían que reconocer la cantidad de objetos representados y, al mismo tiempo, inferir la regla de cálculo a partir de su color", dice Vera Schluessel, coautora del estudio. "Tuvieron que mantener ambas en la memoria de trabajo cuando la imagen original se intercambió por las dos imágenes resultantes. Y luego tuvieron que decidir el resultado correcto. En general, es una hazaña que requiere habilidades de pensamiento complejas".

¿Se les daba igual de bien sumar que restar?

Los investigadores encontraron que, por lo general, los peces realizaban bien los 'deberes' de matemáticas, aunque aprendieron a sumar mucho más rápido que a restar, y el desempeño de los peces individuales varió más entre las cebras mbuna que entre las rayas, dijeron los autores.

“En conclusión, la capacidad de "contar" y realizar procesos aritméticos simples no solo está presente en humanos, primates no humanos y aves, sino también en invertebrados como abejas y arañas y, como era de esperar, también en peces, tanto teleósteos como elasmobranquios'”, escribieron los investigadores en su artículo.

Sus hallazgos destacan que las habilidades numéricas de los peces están a la par con las de otras especies de vertebrados e invertebrados y una confirmación más de que los humanos tienden a subestimar a otras especies, especialmente a aquellas que no pertenecen a nuestra familia inmediata o a los mamíferos en general.

Referencia: V. Schluessel, N. Kreuter, I. M. Gosemann, E. Schmidt. Cichlids and stingrays can add and subtract ‘one’ in the number space from one to five. Scientific Reports, 2022; 12 (1) DOI: 10.1038/s41598-022-07552-2

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo