Los osos se comunican por el olor de sus pies

Los osos pardos son animales solitarios que emiten multitud de huellas químicas para comunicarse con sus congéneres. La última que se ha descubierto: el olor de pies.

"Aunque sabíamos desde hace tiempo que los osos realizaban una especie de 'baile' apretando con fuerza sus manos y pies contra el suelo, desconocíamos el fin con el que lo hacían. Ahora hemos descubierto que este comportamiento, que había pasado desapercibido para la comunidad científica, está relacionado con la comunicación química entre individuos", explica Eloy Revilla, investigador del CSIC en la Estación Biológica de Doñana.


Las conclusiones del trabajo son el resultado de varios años de investigación. Por un lado, se realizó un exhaustivo análisis histológico de la piel de los pies de varios ejemplares de osos pardos de los montes Cárpatos (Polonia), y también se recogieron 'muestras de olor' que fueron analizadas mediante cromatografía de gases. El estudio se completó con varias campañas de observación del comportamiento de los osos pardos en las montañas cantábricas de nuestro país.

Hasta 26 señales químicas diferentes

Los resultados mostraron que las plantas de las manos y los pies de los osos contienen una serie de glándulas sudoríparas y sebáceas que segregan hasta 26 compuestos químicos diferentes, seis de ellos específicos de los individuos machos, que utilizan para comunicarse con otros ejemplares de su especie.


"Los osos son animales que pasan la mayor parte del tiempo solos y, sin embargo, comparten espacio con otros individuos. Necesitan saber si hay congéneres en su territorio, si hay machos rivales, otros ejemplares con quien aparearse o saber si algún macho puede suponer una amenaza para sus crías. La información que ofrecen las emisiones de las glándulas sudoríparas y sebáceas es fundamental", ha explicado Agnieszka Sergiel, del Instituto de Conservación Natural de Polonia.

Los resultados de este trabajo son muy útiles para avanzar en el conocimiento y la conservación de esta especie: algunas de las poblaciones más amenazadas de oso pardo en Europa se encuentran en nuestro país, donde estos animales tienen que hacer frente a problemas como la fragmentación de su hábitat, la baja diversidad genética y la muerte por envenenamiento o por caer en lazos de cazadores furtivos.


Referencia:
A. Sergiel, J. Naves, P. Kujawski, R. Maślak, E. Serwa, D.Ramos, A. Fernández-Gil, E. Revilla, T. ZwijaczKozica, F. Zięba, J.Painer y N. Selva. 2017. Histological, chemical and behavioural evidence of pedal communication in brown bears. Scientific Reports. DOI: 10.1038/s41598-017-01136-1

Etiquetas: animalesbiodiversidadcomportamientocuriosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar