Los humanos dan más miedo que un gran depredador

Un nuevo estudio ha revelado que muchos mamíferos temen más a nuestra especie que a los osos, a los lobos o a otros grandes carnívoros.

La idea era comprobar si los tejones habían dejado de temer la presencia de los grandes carnívoros extintos en la región –el oso y el lobo– y si, por el contrario, ese “miedo” estaba centrado ahora en los humanos. Los biólogos observaron que la llamada del lobo no tenía efectos en el comportamiento de los mustélidos, y que los gruñidos del oso y los ladridos del perro apenas intimidaban a estos animales, que a pesar de ello seguían rondando la zona con normalidad. Pero las grabaciones de personas tenían un efecto muy distinto. En cuanto las oían, la mayoría de los tejones llegaba incluso a abandonar su alimento o dedicaba mucho menos tiempo a comer.

Según estos científicos, nuestra especie mata pequeños carnívoros, como los tejones, a un ritmo mucho más elevado que los grandes depredadores. Por ello, no puede decirse que les hayamos reemplazado, sino que, en realidad, los primeros han aprendido a temernos mucho más que a sus enemigos tradicionales. Esto se aprecia incluso entre los animales más acostumbrados a nuestra presencia, como zorros y mapaches, para los que seríamos un tipo de superdepredador que habría que evitar a toda costa. Para estos investigadores, es importante valorar estos resultados por las implicaciones que tienen en las futuras medidas que se tomen para la conservación de los ecosistemas y la vida salvaje.

Imagen: Peter Trimming / CC

Etiquetas: animalesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar