Los elefantes inhalan agua a 540 kilómetros por hora

Los elefantes pueden succionar alimentos porque su sistema respiratorio se adapta a una presión pulmonar inusualmente alta.

elefantes
Pixabay.

Gracias a sus trompas, los elefantes pueden agarrar con gran habilidad trozos de comida pequeños. Sin embargo, probablemente no sabías que los elefantes pueden agarrar casi cualquier cosa con la trompa mediante la inhalación. Según una nueva investigación elaborada por el Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta (Estados Unidos), los elefantes pueden inhalar a velocidades de más de 540 kilómetros por hora, que es más de 30 veces la velocidad del aire expulsado durante un estornudo humano.

Del mismo modo, los elefantes pueden expandir sus fosas nasales para contener más agua o comida. De hecho, según el estudio, esto les permite aumentar el espacio interior en aproximadamente un 64 %.

Datos sobre la trompa de los elefantes

La trompa de un elefante, aunque pesa alrededor de 100 kilogramos, es capaz de realizar tareas muy delicadas: desde pintar "autorretratos" hasta agarrar copos de cereales pellizcándolos en la punta de la trompa, tal como afirma la revista Livescience.

Así, investigaciones anteriores concluyeron que los elefantes pueden soplar aire a través de sus trompas para manipular la comida que está fuera de su alcance, y los científicos de esta nueva investigación se preguntaron si los elefantes también usaban sus trompas a modo de aspiradora.

Desarrollo de la investigación

Usando tres cámaras de video, los científicos grabaron a una elefante africana que se encontraba en el zoológico de Atlanta, presentándole algunos de sus alimentos favoritos. Luego, grabaron videos y llevaron a cabo mediciones de ultrasonido de la trompa mientras sorbía agua de un acuario

Asimismo, el elefante inhaló para levantar múltiples objetos pequeños. Cuando había más de 10 trozos pequeños, el elefante empleó la succión para recogerlos, produciendo un fuerte sonido de aspiración, tal como argumentan los autores del estudio. 

Para las virutas más delicadas, la elefante utilizó la succión de dos maneras: succionando las virutas (a distancia) o colocando su trompa directamente sobre las virutas y luego aplicando succión para levantarlas. 

elefantes en su hábitat
Pixabay.

Conclusión del estudio

Según el equipo de investigadores, los elefantes pueden succionar alimentos porque su sistema respiratorio se adapta a una presión pulmonar inusualmente alta, lo que genera una velocidad del aire sin igual entre los animales terrestres. 

Por ejemplo, los pulmones de los seres humanos pueden generar suficiente succión para elevar un pequeño trozo de papel. Y, si quisiéramos levantar un objeto ligeramente más pesado, deberíamos acercarnos a un milímetro del objetivo. No obstante, incluso de esta manera es posible que no pudiéramos succionar fuerte, pues cualquier fuga de líquido entre el objeto y la nariz haría inviable el levantamiento.

 

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo