Los devoradores de hombres

En marzo de 1898 una pareja de leones solitarios aterrorizó a centenares de trabajadores que construían el puente sobre el río Tsavo (Kenia), matándolos en sus tiendas mientras dormían. Y todavía nadie sabe por qué.

¿Qué llevó a dos leones machos a cazar juntos y solos, fuera de una manada? ¿Por qué acecharon y mataron a seres humanos de manera sistemática? Los biólogos han propuesto diferentes hipótesis para dar respuesta a esta última: desde la peste bovina de 1898 que dejó a los leones sin su presa habitual, a encontrar hombres muertos en el río Tsavo -por ahí pasaban las caravanas de esclavos a Zanzíbar-, pasando por las cremaciones rituales apresuradas de los obreros hindúes fallecidos, que atrajeron a los dos leones.

Por desgracia, ninguna de estas explicaciones dan cuenta de los sucedido en el río Tsavo, que revela un comportamiento animal totalmente inexplicable: durante diez meses dos leones solitarios aterrorizaron a centenares de trabajadores, a los que cazaban por la noche dentro de sus tiendas. Ni trampas, ni fuegos, ni espinos pudieron detenerlos: únicamente dos cartuchos del calibre 303 disparados por un fusil Lee-Enfield.

Etiquetas: animalescuriosidades históricas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar