Los árboles de las ciudades están en peligro a causa del cambio climático

Dos tercios de las especies urbanas están amenazados por el aumento de las temperaturas, advierte un estudio.

 

Los árboles juegan un papel esencial en el bienestar de todos los que habitamos ciudades (también nuestra salud mental); nos dan sombra, refrescan la atmósfera, purifican el aire y el agua, proporcionan un hábitat para los animales autóctonos, absorben el dióxido de carbono y producen oxígeno que respiramos pero, ¿cuánto tiempo podrá seguir siendo así ante los impactos cada vez más palpables del cambio climático en nuestro planeta?

Ahora, un equipo de investigación internacional, incluido un investigador del CNRS del laboratorio de Ecología y Dinámica de los Sistemas Antropogénicos de la Universidad de Picardía Jules Verne (Laboratoire Ecologie et dynamique des systèmes anthropisés, CNRS/Université of Picardy Jules Verne), han publicado la primera evaluación de riesgo global para las especies arbóreas plantadas en las ciudades teniendo en cuenta el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones anuales debido al cambio climático.

 


Sus datos no son nada halagüeños


Los investigadores encontraron que del 56 al 65 por ciento de las especies de árboles plantadas en las ciudades están amenazadas por el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones. Y esta cifra podría aumentar para 2050. Para mediados de siglo, la cantidad de árboles urbanos amenazados por el cambio climático alcanzará entre el 68 y el 76 por ciento.

“El cambio climático amenaza la salud y la supervivencia de los árboles urbanos y los diversos beneficios que brindan a los habitantes urbanos. Aquí, mostramos que el 56 % y el 65 % de las especies en 164 ciudades de 78 países actualmente superan las condiciones de temperatura y precipitación experimentadas en su área de distribución geográfica, respectivamente”, escribieron los investigadores en su estudio publicado en la revista Nature Climate Change. “Evaluamos 3.129 especies de árboles y arbustos, utilizando tres métricas relacionadas con la vulnerabilidad climática: exposición, margen de seguridad y riesgo”.

Realizaron análisis de impacto utilizando temperaturas y lluvias actuales y proyectadas, para hacer predicciones para los años 2050 y 2070. Identificaron un 'margen de seguridad climática' para cada especie, que establece su capacidad para tolerar cambios en la temperatura media anual (MAT) y la precipitación anual (AP) en su ciudad. Aunque superar ese margen no equivale a que ese árbol desaparecerá, sí que afectará a su salud y a su rendimiento como parte crucial del ecosistema urbano (tanto su capacidad para almacenar carbono, como para producir frutas, reducir la contaminación del aire o resistir a las sequías).

“Se prevé que el riesgo sea mayor en las ciudades de latitudes bajas, como Nueva Delhi y Singapur, donde todas las especies de árboles urbanos son vulnerables al cambio climático. Estos hallazgos ayudan a evaluar los efectos del cambio climático para asegurar los beneficios a largo plazo proporcionados por los bosques urbanos”, apuntan los investigadores.

 


Más acción

El estudio destaca la necesidad de estrategias para ayudar a los árboles urbanos a hacer frente al cambio climático, especialmente teniendo en cuenta que los árboles serán cada vez más importantes como acondicionadores de aire naturales durante las olas de calor. Muchos árboles ya han excedido sus márgenes de seguridad climática.

Los autores afirman que sus predicciones probablemente sean conservadoras, ya que no tienen en cuenta los efectos potenciales del aumento de la población, la urbanización y la prevalencia de enfermedades y plagas. Sin embargo, esperan los resultados del estudio puedan ayudar a priorizar los esfuerzos para proteger las plantas urbanas y asegurar sus servicios ecosistémicos asociados para hacer que las ciudades sean habitables. Esto incluye seleccionar y plantar especies más resistentes al clima, así como aquellas que brindan una gran cantidad de cobertura.

También te puede interesar:

Referencia: Manuel Esperon-Rodriguez, Climate change increases global risk to urban forests, Nature Climate Change (2022). DOI: 10.1038/s41558-022-01465-8. www.nature.com/articles/s41558-022-01465-8

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo