Lobos y otros mamíferos que prosperan en Chernóbil

Casi 30 años después de lo que se ha considerado uno de los peores accidentes nucleares de nuestra historia, un equipo de investigadores estudia las poblaciones de mamíferos presentes en la zona de exclusión. Los resultados sorprenden.

Sin embargo, los autores de este estudio remarcan que ellos no han analizado los efectos concretos de la contaminación a nivel de individuo, ni sobre parámetros poblacionales como el éxito reproductivo o la longevidad. Pero sus resultados muestran cómo estos efectos no son relevantes en la evolución de las poblaciones a largo plazo. La actividad humana, por el contrario, sí que parece ocupar un papel relevante en este proceso. De hecho, las poblaciones de estas especies de mamíferos sufrieron fuertes declives en otras zonas de la Unión Soviética que no se vieron afectadas por el accidente. Hecho que se explica por los cambios socioeconómicos producidos en los 90: la intensificación de las actividades humanas en estas áreas fue mucho más nociva para los mamíferos que el peor desastre nuclear del siglo XX.

Foto: Valeriy Yurko/Polessye State Radioecological Reserve

Etiquetas: animalesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar