Las praderas de pastos marinos no almacenarían tanto CO2 como se pensaba

Los investigadores han descubierto que, en determinadas condiciones, las praderas de pastos marinos tenderían a liberar más CO2 del que son capaces de absorber.

Los pastos marinos (prados marinos), también conocidos con el nombre de pastizales marinos, consisten en grandes grupos de plantas que encontramos ubicados a poca profundidad en la mayoría de las aguas costeras saladas del mundo.

Pero cuando son desconocidos y poco visibles, además, tienden a constituir ecosistemas preciosos para las distintas especies que los rodean. Y, como vienen defendiendo los científicos desde hace bastante también, también podrían jugar un papel importante en la lucha contra el cambio climático.

¿Por qué? Estas plantas acuáticas tienen la capacidad de absorber grandes cantidades de dióxido de carbono, que posteriormente utilizan con la finalidad de alimentar sus tejidos a través del proceso de fotosíntesis. Finalmente, cuando mueren, se depositan en los sedimentos del fondo marino, atrapando el CO2 que contienen.

Se estima que los pastos o pastizales marinos constituyen únicamente el 0,2% del fondo marino, pero representarían en realidad no menos del 10% de la capacidad de almacenamiento de carbono de los océanos.

Y según una estimación publicada por The Economist en el mes de octubre de 2019, podrían ser capaces de capturar dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera hasta 35 veces más rápido que los bosques tropicales.

Pastizales marinos
Foto: Istock

Pero hay un problema. Y es que, según parece, estos lechos de pastizales marinos no serían realmente una solución milagrosa para luchar contra el cambio climático. Y esto es lo que explican los científicos en un nuevo estudio que ha sido publicado recientemente en Science Advances.

En ese estudio sus autores revelan que el potencial de secuestro de dióxido de carbono de las praderas de pastizales marinos podría estar, en verdad, sobreestimado.

Los pastizales marinos absorberían menos CO2 de lo que se creía

Para llegar a esta conclusión, los científicos probaron una nueva combinación de métodos con la finalidad de obtener una evaluación mucho más completa y precisa del dióxido de carbono producido y consumido por un ecosistema. En este caso, estaban especialmente interesados en los intercambios químicos entre el aire y el agua, el agua y los sedimentos, y entre los propios sedimentos en sí.

Como indicó en un comunicado de prensa el Dr. Bryce Van Dam, biogeoquímico en el Helmholtz-Zentrum Hereon Center en Alemania, y primer autor del estudio, “al vincular las mediciones en sedimentos con mediciones asociadas en agua y aire, pudimos rastrear e informar sobre procesos importantes que impulsan al ecosistema hacia el almacenamiento o liberación de CO2”.

Los resultados de dicha investigación revelaron que, en determinadas condiciones, el potencial de secuestro de carbono de las plantas marinas podría verse alterado de forma notable, como ocurrió al tomar medidas frente a la costa de Florida, cuyos pastizales tropicales estarían absorbiendo considerablemente menos dióxido de carbono de lo que se había estimado.

Y también encontraron que, en algunas costas, incluso podrían emitir más CO2 del que absorbieron.

CO2 liberado en lugar de absorbido

El Dr. Van Dam indicó que “si las praderas de pastos marinos realmente ayudan a reducir el dióxido de carbono de la atmósfera depende de muchos procesos diferentes”, evocó particularmente al papel de la disolución de carbonatos resultante de la erosión de las rocas.

Normalmente tienden a ser estos compuestos los que se unen al dióxido de carbono en la atmósfera y, posteriormente, quedan atrapados en el agua. Así, cuanto mayor cantidad de carbono haya en el agua, más dióxido de carbono es absorbido. Excepto, según parece, en aguas tropicales más cálidas, donde se libera una mayor cantidad de CO2.

Christian Pérez

Christian Pérez

Colaborador de Muy Interesante, especializado en divulgación científica y sanitaria, tecnología y verificación de hechos (fact-checking).

Continúa leyendo