Las plantas utilizan 9,4 cuatrillones de vatios-hora de energía al año para succionar savia

El poder de extracción de agua de las plantas es colosal, descubre una nueva investigación.

 

Sorber cientos de litros de agua desde el xilema hasta sus hojas, donde ocurre la fotosíntesis, puede ser una tarea difícil para un árbol alto. Incluso en arbustos, la savia ascendente debe vencer la gravedad y la resistencia del tejido vegetal. Ahora, una investigación pionera en su campo ha determinado la energía requerida para que la savia ascienda a las hojas de las plantas en todo el mundo.

 


¿El resultado?

La cantidad de energía que necesitan es enorme, ya que representa casi toda la energía hidroeléctrica generada a nivel mundial.

Todos los días, alrededor de mil billones de galones de agua se bombean silenciosamente desde el suelo hasta las copas de los árboles. Los investigadores contabilizaron que, en el transcurso de un año, las plantas aprovechan 9,4 billones de vatios-hora de poder de bombeo de savia, eso es alrededor del 90 por ciento de la cantidad de energía hidroeléctrica producida en todo el mundo en 2019. Es impresionante, ya que la vida vegetal consigue esta asombrosa tarea empleando exclusivamente la luz solar.

Mucha, mucha energía

Los científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara descubrieron que, en promedio, era un 14% adicional de la energía que las plantas recolectaban a través de la fotosíntesis. El estudio, publicado en la revista Journal of Geophysical Research: Biogeosciences, es el primero en estimar cuánta energía se utiliza para elevar el agua hasta las copas de las plantas, tanto para plantas individuales como en todo el mundo.

"Se necesita poder para mover el agua a través del xilema del árbol. Se necesita energía. Estamos cuantificando cuánta energía es eso", comentó Gregory Quetin, investigador postdoctoral en el Departamento de Geografía. "Es energía que se recolecta pasivamente del medio ambiente, solo a través de la estructura del árbol".

Las plantas más bajas, como los arbustos y otros ecosistemas no forestales, necesitarían gastar un poco más del 1% de sus reservas de energía, en gran parte porque tales plantas son mucho más cortas y tienen menos resistencia al flujo de savia dentro de sus tejidos que las plantas leñosas.

 


Referencia: Gregory R. Quetin et al, Quantifying the Global Power Needed for Sap Ascent in Plants, Journal of Geophysical Research: Biogeosciences (2022). DOI: 10.1029/2022JG006922

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo