Las ovejas prefieren machos menos dominantes cuando se aparean

Las ovejas, aparentemente, disfrutan más de la compañía de los machos menos dominantes.

oveja
Pixabay.

Un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (México) y la Universidad de la República (Uruguay) descubrió que, a ser posible, las ovejas hembra prefieren aparearse con machos menos dominantes. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Applied Animal Behavior Science. Además, en la investigación, los científicos describieron los experimentos que realizaron con las ovejas y todo lo que aprendieron de ellas.

Investigaciones anteriores

Algunas investigaciones anteriores han podido demostrar que las ovejas macho (que son dominantes) tienden a apararse con mas ovejas que los machos menos dominantes. Además, también suelen tener un comportamiento de apareamiento más raro que los machos menos dominantes. Igualmente, otros estudios anteriores señalan que algunos machos son tan dominantes que físicamente no pueden continuar con ese ritmo y se quedan sin esperma.

Por otro lado, los científicos de animales han notado que un dominio tan fuerte por parte de los machos podría poner en riesgo a una manada. De hecho, si no fuera por la falta de esperma se volverían endogámicos y, por ende, menos robustos y con problemas de salud.

oveja de perfil
Pixabay.

Desarrollo del estudio

En esta nueva investigación, los científicos se dieron cuenta de que, cuando los machos dominantes se quedaban sin esperma, las hembras tendían a buscar los machos menos dominantes. Por esta razón, se preguntaron si ocurriría lo mismo si las hembras pudieran elegir su propia pareja de apareamiento.

Para descubrirlo, ataron a una oveja dominante en un extremo de un prado y a un macho más sumiso al otro extremo. Después, dejaron entrar a siete ovejas que estaban en celo y les dejaron elegir cuál de los machos preferían como compañero de apareamiento. Repitieron la prueba varias veces con diferentes grupos de ovejas para asegurarse.

De esta forma, los investigadores concluyeron que la mayoría de las hembras preferían los machos sumisos. Además, en los casos de las hembras que eligieron los machos dominantes, se produjeron menos monturas durante el coito. Los científicos también encontraron que las ovejas, aparentemente, disfrutan más de la compañía de los machos menos dominantes. De hecho, pasaron el triple de tiempo juntos y alrededor del doble de tiempo apareándose.

Así, los científicos consideran que la evolución, probablemente, ha provocado que las ovejas elijan a los machos menos dominantes para evitar la endogamia. Sin embargo, también podría ser, simplemente, que prefieran ser tratadas con un poco de delicadeza.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo