Las orcas se comunican con dialectos

Existen muchas formas de comunicación entre los animales, pero estos cetáceos tienen uno de los métodos más complejos.

 

Que la facultad de comunicarse no es patrimonio exclusivo de los seres humanos no es algo que sorprenda. Sabemos que otras muchas especies de animales tienen formas complejas de transmitirse información, y en ocasiones, de un modo completamente distinto al nuestro.

Muchos animales se comunican mediante una mezcla de sonidos y gestos, desde los roedores, pasando por los primates, hasta los cuervos. Los elefantes emplean además las vibraciones del suelo. Los perros, los gatos y otros animales añaden los olores a su repertorio comunicativo. Entre los insectos, las cucarachas se comunican a través de sus heces, las abejas lo hacen ‘bailando’y las hormigas mediante el intercambio de un sistema de feromonas. Incluso, extendiendo lo suficiente la definición de “comunicación”, se podría decir que algunas plantas pueden comunicarse, emitiendo sustancias volátiles a la atmósfera.

Las orcas se comunican entre sí mediante repertorios de sonidos complejos
Las orcas se comunican entre sí mediante repertorios de sonidos complejos

La comunicación en cetáceos

De todos los seres vivos, probablemente el grupo en el que más se ha estudiado la comunicación es en los cetáceos. Estos mamíferos marinos: ballenas, cachalotes, marsopas, belugas y delfines tienen sistemas de comunicación complejos basados principalmente en los sonidos y secundariamente en el lenguaje corporal, ya sea visual o táctil. En el repertorio sonoro destacan las vocalizaciones, que pueden ser en forma de cantos, chasquidos, silbidos, y combinaciones de estos, pero también pueden generar sonidos mediante el roce de los dientes, golpeteando las mandíbulas, o golpeando la superficie del agua con las aletas o con la cola.

En un principio se pensaba que estas formas de comunicación eran, en cierto modo, universales, una forma innata que facilitaba que dos ejemplares conespecíficos cualesquiera, incluso habitantes de regiones distintas del mundo, pudiesen comunicarse con éxito. Sin embargo, al igual que los idiomas humanos, aunque la capacidad de comunicación es innata, el repertorio comunicativo de los cetáceos es un carácter adquirido. La transmisión de los patrones vocales no depende de mecanismos genéticos, sino culturales.

Los dialectos de las orcas

La consecuencia lógica de este hecho es que, dado que los procesos de aprendizaje nunca son perfectos, el repertorio cambia con el tiempo y evoluciona de un modo similar a lo que sucede con los distintos idiomas humanos. Y a consecuencia de ese proceso de evolución cultural, poblaciones distintas que viven alejadas unas de otras durante las suficientes generaciones, sin un intercambio cultural entre ellas, terminan con repertorios distintos.

Espectrogramas de tres llamadas típicas para los dialectos de tres poblaciones distintas (clanes A, G y R) de la Columbia Británica, Canadá (Ford, 2018)
Espectrogramas de tres llamadas típicas para los dialectos de tres poblaciones distintas (clanes A, G y R) de la Columbia Británica, Canadá (Ford, 2018)

A estos repertorios distintos, originados por el aislamiento geográfico entre poblaciones y la subsiguiente evolución cultural diferencial, se les ha denominado habitualmente ‘dialectos’, aunque el término más apropiado es el de ‘variaciones geográficas’.

Su presencia se ha observado en varias especies de cetáceos, donde destacan el cachalote y el calderón, y también en pinnípedos —principalmente en la foca común y la foca de Weddell—, pero quizá el más representativo de todos sea el de las orcas.

Las crías de orca aprenden las vocalizaciones, en primer lugar, de la madre, y en segundo lugar, de su grupo social, sobre todo de los parientes cercanos por vía materna. La evolución cultural observada en los dialectos de las orcas es extraordinariamente compleja. Se incluyen no solo errores aleatorios en el aprendizaje de los sonidos, fijados a través de generaciones, sino también una transmisión cultural horizontal entre distintos linajes que, puntualmente, pueden entrar en contacto, en un fenómeno análogo a lo que llamamos ‘préstamos lingüísticos’ en los idiomas humanos.

La plasticidad comunicativa de las orcas favorece su cohesión social.
La plasticidad comunicativa de las orcas favorece su cohesión social

Aprendiendo a hablar con delfines

Esta transferencia cultural horizontal que modifica los dialectos de las poblaciones muestra además la gran plasticidad de las orcas en su capacidad de comunicación. Y esta plasticidad ha llegado a derribar barreras de forma totalmente inesperada.

Las orcas no solo son capaces de adquirir rasgos dialectales propios de otras poblaciones de su misma especie e incorporarlos a su dialecto, sino que también pueden adquirir rasgos comunicativos de otras especies.

En 2014, un grupo de investigación liderado por Whitney B. Musser, de la Universidad de San Diego, California, analizó los repertorios de tres orcas que habían tenido contacto prolongado con delfines mulares y los comparó con los de siete orcas que nunca habían tenido contacto con delfines —como grupo de control— y con los de nueve delfines mulares. Se observó que estas orcas habían adquirido varios sonidos propios de los delfines y los habían incorporado a su repertorio.

Este hecho prueba que las orcas presentan un aprendizaje contextual y una gran motivación para favorecer la comunicación con otras poblaciones e incluso con otras especies, un fenómeno asociado con una fuerte cohesión social y cultural, y con comportamientos relacionados con la colaboración.

Referencias:

Ford, J. K. B. 2018. Dialects. En Encyclopedia of Marine Mammals (pp. 253-254).

Elsevier. DOI: 10.1016/B978-0-12-804327-1.00104-7

Ford, J. K. B. 2019. Killer Whales: Behavior, Social Organization, and Ecology of the Oceans’ Apex Predators. En B. Würsig (Ed.), Ethology and Behavioral Ecology of Odontocetes (pp. 239-259). Springer International Publishing.

DOI: 10.1007/978-3-030-16663-2_11

Musser, W. B. et al. 2014. Differences in acoustic features of vocalizations produced by killer whales cross-socialized with bottlenose dolphins. The Journal of the Acoustical Society of America, 136(4), 1990-2002. DOI: 10.1121/1.4893906

Van Cise, A. M. et al. 2018. Song of my people: dialect differences among sympatric social groups of short-finned pilot whales in Hawai’i. Behavioral Ecology and Sociobiology, 72(12), 193. DOI: 10.1007/s00265-018-2596-1

Vary (Álvaro Bayón)

Vary (Álvaro Bayón)

Soy doctor en biología, especializado en especies invasoras. Intento divulgar sobre ciencia y naturaleza mientras lucho férreamente contra las pseudociencias y el pensamiento mágico. Cuando me queda tiempo, cazo pokémon y hago artesanía. Además, soy (un poco) adicto al twitter.

Continúa leyendo