Las avispas también pueden ser caníbales

El canibalismo entre hermanos parece habitual en algunas especies de avispas, según ha descubierto una nueva investigación. El instinto de supervivencia es el motor de esta conducta.

 

En el mundo de las avispas las crías de avispas son capaces de canibalizar a sus propios hermanos y hermanas cuando la comida escasea. Este ha sido el descubrimiento de un reciente estudio que encontró que el canibalismo entre hermanos era sorprendentemente común en las larvas de la especie Isodontia harmandi, un tipo de avispa autónoma que no vive en colonias.

Existen ciertas hembras que hacen sus nidos en agujeros de arbustos naturales, poniendo alrededor de una docena de huevos en los cuerpos de los insectos paralizados que luego las larvas consumen al nacer, llevando comida en forma de invertebrados al nido y después cubriendo la abertura con musgo para mantenerlas a salvo.

 


Canibalismo de supervivencia


El problema es que, después de que emerge la progenie y consume los cuerpos de los insectos que habían sido colocados como alimento, los recién nacidos no tienen nada más que comer y sucede algo aún peor; llega un evento más espantoso: muchos comienzan a comerse a sus propios hermanos para sobrevivir. Convivir con más hermanos en espacios tan reducidos crea una competencia feroz por la comida, y el nuevo estudio muestra que las larvas con frecuencia se atacan entre sí para garantizarse una comida.


Para ver si estas avispas se estaban dando un festín con su familia y cómo, los investigadores colocaron caña de bambú en varios lugares del centro de Japón entre 2010 y 2015. Esperaron a que las hembras pusieran sus huevos en el interior, luego llevaron los nidos a sus laboratorio y observaron cómo se desarrollaban las larvas, registrando las condiciones de las crías en varias etapas de crecimiento y maduración.


En 30 de las 39 crías, las avispas jóvenes optaron por comerse entre sí. El canibalismo continuó en 23 de los nidos después de que comenzó la fase de capullo.

"Por supuesto, nos sorprendió que las larvas de avispa canibalizaran rutinariamente a sus compañeros de nido", dicen los autores que publican su estudio en la revista PloS One. "También nos impresionó que no hubiera interacciones agresivas obvias entre el caníbal y la víctima". Según los expertos, las larvas parecían aceptar su fatal destino sin luchar.

El perfil de la avispa caníbal

Según observaron, las avispas caníbales eran habitualmente más grandes que los hermanos que comían y las víctimas con frecuencia eran recién nacidas o aún muy pequeñas. En un ejemplo particularmente espantoso, contemplaron cómo un grupo de larvas compartía un insecto cuando una de ellas comenzó a comerse a su hermano mientras degustaban el insecto.

Esto sucede porque las avispas hembras ponen demasiados huevos para que todas las larvas sobrevivan con los cadáveres de insectos que proporciona, comentan los investigadores; algo que deja a las pequeñas avispas con pocas opciones más que comerse unas a otras para sobrevivir.

Los científicos quieren descubrir cómo son capaces las larvas de avispa de darse cuenta de que su suministro de alimentos se está agotando y, por lo tanto, recurrir al canibalismo para sobrevivir. ¿Será que ponen tantos huevos precisamente para asegurarse que siempre haya alimento disponible?


"Este es uno de los temas de nuestro próximo artículo", concluyó Tomoji Endo, de la School of Human Sciences at Kobe College de Japón.

También te puede interesar:

Referencia: Brood reduction caused by sibling cannibalism in Isodontia harmandi (Hymenoptera: Sphecidae), a solitary wasp species building communal brood cells. Yui Imasaki, Tomoji Endo Published: May 18, 2022 PLOS ONE DOI: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0267958

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo