La pérdida de los glaciares sobrepasa el punto de ‘no retorno’

Un estudio advierte que más de un tercio del hielo glacial actual es ya insalvable.

Incluso aunque se redujesen completamente las emisiones de CO2, el derretimiento de los glaciares en este siglo es irremediable. Así lo ha demostrado el último estudio de un equipo de investigadores de las Universidades de Bremen (Alemania) e  Innsbruck (Austria).

Los resultados revelan que, debido a la lenta reacción de los glaciares al cambio climático, la acción humana tendrá un impacto masivo más allá del siglo XXI. Esto supone que, por ejemplo, a largo plazo, el hecho de desplazarse tan solo 500 metros con un coche de gama media derretirá un kilo de hielo glacial.

En el acuerdo mundial sobre el cambio climático, el Acuerdo de París de 2015, 195 estados miembros de la CMNUCC (Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) acordaron limitar el aumento de la temperatura media global por debajo de 2°C, si es posible a 1,5°C, por encima de los niveles preindustriales. Esto, en teoría, debería reducir los riesgos significativamente.

Los científicos Ben Marzeion y Nicolas Champollion (del Instituto de Geografía de la Universidad de Bremen) junto a Georg Kaser y Fabien Maussion (del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y la Criosfera de la Universidad de Innsbruck), han estudiado qué efectos tendría el cumplimiento del acuerdo en la evolución del derretimiento de los glaciares.

Los glaciares derretidos tienen una gran influencia en el aumento del nivel del mar. Según los registros, el siglo pasado este crecimiento supuso una media de entre 10 y 20 centímetros más. Sin embargo, la velocidad a la que avanza esta amenaza se ha duplicado en los últimos 20 años. Esto reforzaría otros estudios diferentes, que apuntan la posibilidad de un aumento del nivel del mar de unos 3 metros para 2100.

En los cálculos del estudio se han tenido en cuenta todos los glaciares del mundo, sin las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia y los glaciares periféricos, y se han modelado en diferentes escenarios climáticos.

"Alrededor del 36 % del hielo almacenado actualmente en los glaciares se derretiría, incluso sin emisiones adicionales de gases de efecto invernadero. Eso significa que más de un tercio del hielo glacial, que todavía existe en los glaciares de montaña, ya no se puede salvar, incluso con las más ambiciosas y eficaces medidas”, señala Marzeion.

Efectos en España

Según el Resumen del año hidrológico 2016-2017 en España, ofrecido por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), los niveles de precipitaciones han descendido un 15%. Estos valores son alarmantes, pues revelan que el país se aproxima cada vez más a una situación de sequía. De hecho, unos tres millones de hectáreas se convertirán en zonas áridas antes del año 2100. En total, casi el 80% del terreno español se desertificará.

Para conseguir una aproximación más precisa sobre los efectos globales del cambio climático, los científicos calcularon que cada kilogramo de CO2 emitido hoy provocará 15 kilogramos de derretimiento de glaciares, a largo plazo.

Aunque los datos para este siglo no sean demasiado favorables e incluso no sean remediables, sí importa que se logre el objetivo del Acuerdo de París. "Las emisiones de gases en el pasado ya han desencadenado cambios que no se pueden detener. Esto también significa que nuestro comportamiento actual tiene un impacto en la evolución a largo plazo de los glaciares, debemos tenerlo en cuenta ", advierte Kaser.

 

Referencia: Ben Marzeion, Georg Kaser, Fabien Maussion y Nicolas Champollion: ‘Limited Influence of climate change mitigation on short-term glacier mass loss’. Nature Climate Change (2018). DOI: 10.1038/s41558-018-0093-1

 

Continúa leyendo