La NASA comparte la imagen de un arco iris invertido

¿Es común que se forme un arco iris del revés? (que parece como si estuviera sonriendo). Pero, ¿qué es exactamente?

 

Como podemos apreciar en la imagen, se trata de un arco iris tal y como estamos acostumbrados a ver en el cielo, pero en vez de tener sus extremos hacia abajo, los tiene hacia arriba; esto es, apareciendo como un arco iris invertido (como si el cielo nos sonriera, literalmente).

Esta fotografía, en particular, fue captada en Ragusa, Sicilia, el pasado 24 de febrero por la astrofotógrafa italiana y maestra de escuela primaria, Marcella Giulia Pace, de 47 años, cuando el sol estaba bajo en el cielo.

 


¿Cómo se forman?

Los arco iris clásicos conforman un arco multicolor formado por gotas de agua que golpean la luz y como el agua es más densa que el aire, la luz que pasa del aire a una gota de lluvia en un ángulo se ralentiza y cambia de dirección. Parte de la luz que ingresa a la gota se refleja internamente desde el borde interior de la gota y sufre el fenómeno de la refracción a medida que pasa del agua al aire, separándose así el espectro y mostrándose visibles los distintos colores del arco iris en el espectro visible (violeta, azul, celeste, verde, amarillo, naranja y rojo). En esencia, la luz se dobla a través de los cristales en la nube y separa los colores.

Según explica la NASA, el cenit de los arcos circuncenitales o invertidos está en el centro y el color rojo está en el exterior, a diferencia de los arco iris tradicionales, después de un aguacero cuyos arcos apuntan hacia el horizonte. La diferencia se encuentra en la forma de las partículas a través de las que se refracta la luz del sol (en los arco iris tradicionales es una gota y en los invertidos o circuncenitales, placas de hielo hexagonales).

 

 

 

arcoiris-invertido
NASA / Marcella Giulia Pace

¿Son comunes?

La agencia espacial estadounidense apunta a que, para verlos, hay que mirar hacia arriba cuando el sol está bajo en el cielo. Este tipo de arco iris se asocia habitualmente con las nubes cirros, donde se forman fácilmente cristales de hielo. Se dan durante todo el año aunque suelen estar ocultos entre las nubes.


Y no solo es importante la posición del observador para contemplar este arco iris invertido, sino también la altura, la profundidad y la posición de las nubes de hielo para que la luz entre en el ángulo específico convexo a nuestra estrella.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo