La isla que parece una huella dactilar gigante

Tiene apenas 0,14 kilómetros de superficie y está deshabitada. ¿Dónde se encuentra?

Así, el objetivo de los agricultores de la isla cercana de Kaprije fue proteger los cultivos del viento y limitar los terrenos de los olivares y los viñedos, pues las actividades principales de las islas de Croacia son la viticultura, el cultivo de olivo, la pesca y el turismo. Como curiosidad, Kaprije, la isla vecina, tiene una población de apenas 150 habitantes y en ella están prohibidos los coches.

 

Los habitantes de Kaprije decidieron acabar los muros, piedra a piedra, igual que sus predecesores, sin la ayuda de cemento ni mortero alguno, y así preservar y separar los cultivos. Hasta que llegaron a los 23 kilómetros de zona amurallada.

 

"Es por el patrón de encaje de piedra que Baljenac llamó la atención de los guardianes del patrimonio cultural. El Departamento de Conservación en Šibenik, a propuesta de la Universidad de Zadar, preparará una solicitud para el estatus de protección de Baljenac como patrimonio cultural", explica el conservacionista Mark Sinobad.

Baljenac no es la única área del mundo que cuenta con estas paredes espectaculares. Tanto Irlanda como Escocia también cuentan con estos mismos muros de baja altura históricamente utilizados para marcar los límites de las tierras de cultivo. Sin embargo, esos países son considerablemente más grandes que la pequeña isla croata, de ahí su particularidad.

 

Última curiosidad: la isla presenta un kilómetro y medio de muros por hectárea, superando con creces a la isla de Zut con 200 metros de muros por hectárea.

 

Crédito imagen: LikeCroatia.com/ Sibenski (sibenski.slobodnadalmacija.hr)

 

Etiquetas: naturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar