La Gran Barrera de Coral ha perdido la mitad de sus corales

Los eventos de blanqueamiento masivo provocados por las altas temperaturas están siendo catastróficos. Se trata de un descenso masivo en los últimos 25 años.

Los corales en la Gran Barrera de Coral están desapareciendo. Se han reducido a más de la mitad en los últimos 25 años, según un nuevo estudio que ha llevado a los científicos a advertir, una vez más, que este arrecife, la especie viviente más grande de la Tierra y que es visible desde el espacio, se volverá irreconocible si no reducimos drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero. No habrá vuelta atrás y perderemos el que fue designado Patrimonio de la Humanidad en 1981 por la UNESCO.

Un equipo de investigadores del Centro ARC de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral con sede en Townsville (Australia) evaluaron las comunidades de coral y el tamaño entre 1995 y 2017 y encontraron que la cantidad de corales pequeños, medianos y grandes había caído más del 50%, sobre todo en estos últimos, un hallazgo realmente preocupante.

Terry Hughes, coautor del trabajo y profesor de la Universidad James Cook, concluyó que los eventos de blanqueamiento masivo desencadenados por temperaturas récord en el agua entre 2016 y 2017 tuvieron el impacto más significativo en el agotamiento de los corales en estas casi tres décadas. El blanqueamiento ocurre cuando los corales bajo estrés expulsan algas, conocidas como zooxantelas, que les dan color.

 

 

Acidificación y calentamiento de los océanos


El análisis se realizó en los 2.300 kilómetros de largo de la Gran Barrera de Coral descubriendo una pérdida inquietante en casi todos los niveles:

"Una población de coral vibrante tiene millones de pequeños corales bebés, así como muchos grandes, las grandes mamás que producen la mayoría de las larvas", explica Andy Dietzel del Centro de Excelencia ARC para Estudios de Arrecifes de Coral. "Nuestros resultados muestran que la capacidad de recuperación de la Gran Barrera de Coral está comprometida en comparación con el pasado, porque hay menos retoños y menos adultos reproductores grandes".

La pérdida de los corales más grandes y, por tanto, más antiguos, podría tener un efecto cascada en todo el sistema de arrecifes, ya que las colonias más grandes de una población impactan de manera desproporcionada en la reproducción y los genes de la siguiente generación, aparte de ofrecer un mayor hábitat y alimento para los peces y otras formas de vida del arrecife (recordemos que es el hogar de delfines, tortugas, tiburones, estrellas, de mar, moluscos...)

"La disminución global de corales grandes y viejos implica una pérdida de hábitat crítico, alimentos y almacenamiento de carbono", escriben los autores. "Solíamos pensar que la Gran Barrera de Coral estaba protegida por su gran tamaño, pero nuestros resultados muestran que incluso el sistema de arrecifes más grande y relativamente bien protegido del mundo está cada vez más comprometido y en declive", aducen.

 


¿Podría recuperarse la Gran Barrera de Coral?

Así es, pero únicamente, si las condiciones vuelven a la normalidad, algo que nos puede llevar varias décadas. Y hemos de tener en cuenta que vivimos en un mundo en constante calentamiento por nuestras acciones, por lo que cualquier acción climática que llevemos a cabo tardará en ver sus frutos. Puede que para ese momento, sea tarde conseguir una recuperación completa de los corales.

Las temperaturas globales ya han aumentado alrededor de 1 ° C desde la época preindustrial. La ONU ha advertido que si ese aumento alcanza los 1,5 ° C, el 90% de los corales del mundo desaparecerán para siempre.

No hay tiempo que perder, debemos reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero lo antes posible”, concluyen los científicos.

 

También te puede interesar:

Referencia: Andreas Dietzel et al, Long-term shifts in the colony size structure of coral populations along the Great Barrier Reef, Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences (2020). DOI: 10.1098/rspb.2020.1432

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo