La explicación científica al iceberg rectangular captado por la NASA

El curioso iceberg se ha convertido en un fenómeno mediático a nivel mundial. ¿Por qué tiene esta forma?

iceberg-perfecto

Un científico de la Operación IceBridge de la NASA, Jeremy Harbeck, estaba sobrevolando la Antártida a principios de octubre cuando vio un iceberg que no se parecía a ningún otro: un iceberg tabular de ángulos increíblemente afilados que flotaba entre el hielo marino justo al lado de la plataforma de hielo Larsen C. Tenía una forma rectangular casi perfecta. Las fotos, compartidas a través de redes sociales, se hicieron mediáticas rápidamente.


A pesar de su forma extrañamente perfecta, este iceberg es completamente natural, y de hecho ni siquiera es inusual.
El hielo tiene una estructura de cristal, lo que significa que tiene más probabilidades de romperse en líneas rectas que de cualquier otra forma. Sucede como con los minerales, que pueden crecer y romperse en ángulos muy precisos.

 

Los icebergs tabulares son más comunes de lo que creemos

 

Es por ello que, a menudo, vemos icebergs con formas geométricas, aunque es cierto que un rectángulo tan perfecto como este es claramente inusual.

 

Las paredes de este nuevo iceberg son afiladas y casi perfectamente verticales, lo que sugiere que se formaron recientemente. Recordemos que, normalmente, solo el 10% de un iceberg es visible sobre el agua. A medida que pase el tiempo, las olas comenzarán a erosionar estos bordes, creando grandes arcos y hundiéndose en sus paredes. Desaparecerá la perfección.

 

El iceberg también continuará rompiéndose y agrietándose, perdiendo trozos de hielo alrededor del borde, y posiblemente incluso fragmentándose en pedazos más pequeños.

Asimismo, el iceberg comenzará a alejarse de la zona en la que se formó; en ese desplazamiento, el aire frío y la temperatura del mar harán que se derrita lentamente, aunque los grandes icebergs pueden sobrevivir durante muchos años.

 

Icebergs de gran tamaño



El iceberg más grande jamás observado, llamado B-15, fue liberado de la Antártida en 2000, y todavía existen algunos fragmentos de él cerca de la isla de Georgia del Sur. Otros fragmentos de B-15 abandonaron el Océano Austral, apareciendo a solo 60 kilómetros de la costa de Nueva Zelanda en 2006.

El camino al que deriva este tipo de iceberg es importante para los científicos porque, a medida que viajan, liberan agua dulce y micronutrientes en el océano, cambiando sus propiedades químicas y afectando tanto a las corrientes oceánicas locales como a la biología.

 

La razón por la que el Iceberg B-15 ha sobrevivido tanto es debido a su enorme tamaño: mide 295 por 35 kilómetros. Por contra, el famoso iceberg rectangular tiene apenas 1 kilómetro de longitud, por lo que no durará tanto tiempo.

Es probable que se mueva más lejos alrededor de la costa y se desintegre lentamente, derritiéndose antes de que salga de las aguas antárticas y perdiendo sus líneas perfectamente rectas.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Alrededor de la Antártida, otras regiones han tenido tasas crecientes de producción de iceberg. Con tantos icebergs en movimiento, las posibilidades de ver más icebergs rectangulares como este en el futuro pueden aumentar.

 

Referencia: NASA

 

CONTINÚA LEYENDO